Pagani C10: el sucesor del Huayra ya está de camino

0

El Pagani Huayra -en imagen- no causó tanta expectación y “leyenda” como el modelo al que sustituyó -el legendario Zonda-, pero lo que sí es cierto es que ha contribuido a mejorar una leyenda viva y conseguir niveles de prestaciones y capacidades dinámicas desorbitadas en Pagani. Hoy, podemos comenzar a mirar al futuro y vislumbrar el que será el sucesor del Huayra, bautizado como Pagani C10.

C10 hace referencia al código interno que Pagani utiliza para un modelo que ya está en pruebas y que por primera vez en la historia de la firma italiana, se venderá con dos motorizaciones totalmente diferentes. El Pagani C10 estándar llegará al mercado con un V12 de origen Mercedes-AMG evolucionado a raíz del que instala el Huayra, añadiendo más potencia que trabajará en conjunto con un peso neto aún más rebajado. Esto es lo tradicional… en el otro extremo, habrá un C10 eléctrico sin motor gasolina. Y esto sí es una sorpresa.

¿Por qué un Pagani eléctrico? Desde la marca confirman que no hay un gran interés por un modelo de estas características, pero no parece que sea un problema en Pagani. Lo ven como un reto y quieren un proyecto de estas características con el que estar a la vanguardia del mercado del automóvil de altas prestaciones. El mayor problema a resolver aquí será el peso neto… y es donde Pagani podría dar un golpe muy interesante, aprovechando la nueva tecnología de baterías en estado sólido.

Puesto que el Pagani C10 no llegará hasta entrada la nueva década, hay margen de mejora para este tipo de baterías. El nuevo Tesla Roadster, que las incluirá, llegará en torno a esa fecha y puede que sea entonces el momento perfecto para utilizarlas, aprovechando un coste reducido y maximizando las prestaciones sin comprometer el peso neto en demasía.

Pagani C10: el sucesor del Huayra ya está de camino