Prueba: Audi A4 2.0 TDI 143 caballos (diseño, habitáculo, mecánica)

2

Seguimos con nuestra serie de pruebas y en esta ocasión hemos tenido la oportunidad de probar nada menos que una de las berlinas más interesantes y codiciadas del mercado, un Audi A4 equipado con el motor 2.0 TDI de 143 caballos, quizá la opción más interesante y vendida de la gama en España.

Como detalle antes de continuar, comentarte que la unidad cedida por el departamento de prensa de Audi destaca por montar el cambio automático multitronic, un cambio de variador continuo que acaba de recibir una actualización para mejorar sobre todo su rapidez y funcionalidad, ¿será tan interesante como nos lo venden en Audi? ¿S-Tronic o Multitronic?


Prueba: Audi A4 2.0 TDI 143 caballos (diseño, habitáculo, mecánica)

Diseño

Hace ya bastante tiempo que Audi presentó el lavado de cara o restyling de la gama A4, concretamente lleva en el mercado desde finales de 2011 por lo que el modelo lleva ya con nosotros quizá demasiado tiempo, tal es el caso que incluso podríamos afirmar que, al menos en cuanto a diseño, estaría un paso por detrás de los recién llegado Mercedes Clase C o BMW Serie 3.

Centrándonos un poco más en el modelo, el vehículo que ves en pantalla destaca sobre todo por detalles como el bonito color blanco de la carrocería aderezado del paquete S-Line exterior e interior que montaba la unidad de pruebas. Con este paquete aerodinámico nos encontramos sobre todo con novedades en forma de paragolpes más deportivos o llantas de aleación más grandes.

Personalmente soy de lo que piensa que el lavado de cara no le ha sentado muy bien al Audi A4 o al A5 en cualquiera de sus versiones, prefería el modelo anterior que presentaba un diseño con mucha más personalidad. En este caso, el modelo me parece que ha ganado sobre todo en sobriedad, algo que puede romperse en el caso de adquirir tu Audi A4 en algún color claro y con el paquete S-Line exterior, personalmente me parece indispensable.

A todo esto hay que añadir las preciosas llantas de aleación de 19 pulgadas que montaba la unidad de prensa, tal es el caso que, siempre hablando de forma personal, hasta la fecha prefería un Audi A5 Sportback al A4, no le encontraba sentido que alguien prefiriese ahorrar 3.000 euros y “apañarse” con el Audi A4. Tras la prueba, he de decir que a día de hoy, en el caso de querer comprar una berlina, una de las candidatas sería el A4, siempre que tenga la apariencia del modelo que ves en pantalla.

Prueba: Audi A4 2.0 TDI 143 caballos (diseño, habitáculo, mecánica)

Habitáculo

Una vez más, llave en mano, abrimos las puertas del bonito Audi A4 cedido para ver qué nos ofrece un habitáculo que esperamos lleno de calidad y buenos detalles. Tal y como era de esperar en este aspecto el habitáculo del Audi A4 no nos decepciona lo más mínimo gracias, entre otras cosas, a que no somos capaces de encontrar, al menos a la vista, cualquier tipo de plástico duro de mala calidad del que podamos quejarnos.

Pasamos a sentarnos en los butacones deportivos para sentirnos mucho más cómodos de lo que puedas imaginar a simple vista, aún así, siempre me llama la atención que esta sensación cuando se trata de asientos deportivos de Audi llega pasadas unas horas, al principio, quizá por la tirantez de los tejidos, parecen incómodos en la zona alta y media de la espalda, como decía, pasadas unas horas no notarás nada, algo que es de agradecer cuando te espera una jornada de más de 300 km al volante y bajas de tu berlina sin atisbos de cansancio.

Prueba: Audi A4 2.0 TDI 143 caballos (diseño, habitáculo, mecánica)

Tras acomodarnos buscamos esos ajustes con los que la posición de conducción se hace mucho más agradable, en el caso del Audi A4 los encontramos muy rápidos ya que los asientos tienen multitud de ajustes eléctricos mientras que el volante puede ser ajustado sin dificultad alguna tanto en altura como en profundidad. Otra característica que llama mucho la atención, es la sencillez y claridad de toda la instrumentación o del sistema multimedia que prácticamente puede controlarse desde los controles situados tras el selector de velocidad o directamente desde el volante.

Algo que también es muy de agradecer es el gran espacio del que gozan los pasajeros de las plazas posteriores que pueden gozar de espacio más que suficiente para las piernas o una altura libre al techo más que suficiente para que dos adultos de más de 1.90 puedan viajar con total comodidad.Destacar que la capacidad del maletero del Audi A4 es de 480 litros, medida que puede incrementarse hasta los 962 litros si abatimos los asientos posteriores.

Prueba: Audi A4 2.0 TDI 143 caballos (diseño, habitáculo, mecánica)

Mecánica

Mecánicamente el modelo que puedes ver en pantalla viene equipado con un motor diesel de 4 cilindros y 2.0 litros de cilindrada, motor de sobra conocido por todos ya que es uno de los bloques más conocidos no solo en Audi, sino en prácticamente todo el Grupo VAG. Tal es el caso que este motor está disponible en Audi en potencias que van desde los 120 a los 180 caballos, en esta ocasión hablamos del bloque de 143 caballos.

Este propulsor sobre todo destaca por su enérgico funcionamiento conseguido gracias a tecnología punta como el turbocompresor de geometría variable, culata con cuatro válvulas por cilindro, inyección directa por common rail. En la versión probada el bloque estaba asociado al nuevo cambio Multitronic, un sistema que acaba de ser actualizado para homologar mejores consumos mientras los cambios entre marcha se vuelven más rápidos.

Prueba: Audi A4 2.0 TDI 143 caballos (diseño, habitáculo, mecánica)

Enlaces: Prueba: Audi A4 2.0 TDI 143 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...