Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0
Nuestro veredicto
8.4 / 10 Puntuación total
Pros
- Diseño
- Comportamiento dinámico
- Consumo
Contras
- Equipamiento de serie
- Precio
- Diseño interior repetitivo
Habitáculo8
Motor9
Comportamiento10
Equipamiento6
Diseño9

Un coche elegante pero a la vez deportivo, de dimensiones reducidas pero con un habitáculo espacioso y bien diseñado. Estos y otros adjetivos son los que sirven para calificar al último coupé de BMW, el Serie 2. La primera parte de la prueba nos ha servido para poder apreciar las diferencias en el lenguaje de diseño con respecto al Serie 1, para conocer su habitáculo para cuatro ocupantes y profundizar en su mecánica diésel de 184 CV que se postula como una de las opciones más equilibradas de la gama.

En esta segunda entrega nos centraremos en conocer el precio de venta para  nuestro país, su catálogo de opciones tanto de serie como opcionales o su equipamiento en seguridad. También nos pondremos al volante a lo largo de una extensa prueba de conducción para saber si este pequeño coupé está a la altura de las expectativas dinámicas que siempre genera cada nuevo modelo de la firma alemana.

Equipamiento

El BMW Serie 2 tiene un precio de partida de 29.950 euros para la versión diésel 218d de 143 CV, la 220d por su parte cuesta 33.950 euros con cambio manual y 36.346 euros con el cambio automático que equipa nuestra unidad de pruebas.

Por ese precio contamos con elementos de serie como el volante multifunción, climatizador automático, sensores de luz y lluvia, espejos exteriores eléctricos, start&stop, volante, pomo de la palanca de cambios y freno de mano en cuero, conexión AUX-IN, llantas de aleación de 16 pulgadas, etcétera.

Como puedes observar, el Serie 2 tiene importantes carencias en su equipamiento de serie, que tendrán que ser subsanadas a golpe de billetera. Así podremos contar con elementos como conectividad bluetooth para teléfono móvil y conexión USB -355 euros-, acceso sin llave -462 euros-, cámara de marcha atrás -497 euros-, control de crucero con función de freno -369 euros-, faros antineibla -250 euros-, etcétera.

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 7

También se puede optar por completar la dotación con una de las líneas de equipamiento que ofrece la marca, a elegir entre Modern Line –equipada en nuestra unidad-, Sport Line o Paquete deportivo M. La Modern Line -1.434 euros- incluye tapicería mixta de tela y cuero “Breeze”, neumáticos Runflat, molduras de acentuación en el interior, sistema de radio Professional, paragolpes específicos y llantas de aleación de 17 pulgadas con diseño de turbina. La línea Sport -1.434 euros- incluye molduras interiores en negro brillante, tapicería de tela “Track”, asientos deportivos, inserciones de aluminio en los umbrales de las puertas, paragolpes específicos y llantas de aleación de 17 pulgadas en forma de estrella.

El paquete deportivo M por su parte -3.374 euros- incluye volante deportivo específico de cuero, paquete aerodinámico M, suspensión deportiva, guarnecido del techo en antracita, molduras interiores de aluminio, asientos delanteros deportivos, faros antiniebla, tapicería mixta de tela y alcántara y llantas de aleación M de 17 pulgadas.

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

Una vez escogida nuestra línea de diseño podremos acudir al interminable catálogo de extras, en el que podremos encontrar, entre otros muchos, elementos como el control de distancia de aparcamiento PDC -930 euros-, Driving Assistant -615 euros-, Navegador Business -1.482 euros- o Professional -2.551 euros-, sistema de altavoces Harman/Kardon -937 euros-, cuadro de instrumentos ampliado -200 euros-, techo solar -948 euros-, faros de xenón -770 euros- y un largo etcétera.

En el apartado de seguridad la Serie 2 coupé cumple con creces, incluyendo en todas las versiones 6 airbags, asistente a la frenada de emergencia, asistente de arranque en pendiente, control de estabilidad -DSC-, control de frenada en curva, control de tracción -DTC-, fijaciones ISOFIX en asientos traseros, etcétera.

Comportamiento

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

Pese a contar con un diseño equilibrado y atemporal y un habitáculo refinado y de gran calidad, será el comportamiento de este coupé el que te enamorará una vez que lo hayas podido conducir. La receta no es nueva, ni tampoco compleja, su secreto consiste en un reparto de pesos perfecto entre ambos ejes, tracción trasera y unas cajas de cambio perfectas, tanto la manual como la automática que equipaba la unidad que hemos podido probar.

Devorar kilómetros a bordo de este coupé es una delicia para todo aquel que se considere amante de los automóviles. La simbiosis entre confort, deportividad y seguridad es sencillamente perfecta, y lo convierte en un coche capaz de adaptarse a cualquiera de las situaciones que se nos puedan presentar. A ello contribuye el “Driving Experience Control”, que nos permite escoger entre los programas Confort, ECO PRO y Sport en función de nuestras necesidades.

La función Confort no necesita explicación, simplemente muestra el mejor equilibrio entre respuesta y consumo y es válido para casi todas las circunstancias de conducción. La función Sport actúa sobre la respuesta del acelerador, la dirección y el cambio automático para ponernos en bandeja las cualidades deportivas del coche. Por último, el modo ECO PRO está diseñado para ahorrar hasta un 20% de combustible gracias a una configuración que prioriza el ahorro por encima de las prestaciones.

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 8

En conjunción con el sistema de navegación profesional, el modo ECO PRO nos avisará con anticipación de la ruta más económica, y nos avisará con antelación de la presencia de curvas y otros obstáculos para anticipar nuestra conducción. Además, si contamos con cambio automático, éste se desacoplará en las deceleraciones para aprovechar al máximo el desplazamiento por inercia y permitirnos recorrer grandes distancias “a vela”.

Gracias a todos estos sistemas, hemos conseguido registros de consumo que rondaban los 6,5 litros a los 100 en conducción normal, y de 5,8 litros en conducción económica, todo un logro si tenemos en cuenta que estamos hablando de un modelo de 184 CV.

En ciudad se desenvuelve con mucha soltura gracias a sus contenidas dimensiones. Las maniobras de aparcamiento se realizan sin dificultad, pero se agradecería la incorporación de la cámara trasera en la dotación de serie para solventar la ligera pérdida de visibilidad trasera que obliga su diseño. En este escenario los consumos rondan los 7 litros cada 100 km.

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 9

Pero es en carretera donde este modelo consigue sacar todo su potencial. El motor de 184 CV es capaz de mover con soltura los cerca de 1.500 kg que pesa este modelo, y me atrevería a decir que es la opción más equilibrada de toda la gama, por prestaciones y consumo. Los cambios de marcha se realizan de forma rápida e imperceptible, y si seleccionamos la posición “sport” del cambio las transiciones se hacen en la zona alta del cuentavueltas, pero sin estirar de forma exagerada las marchas, sino más bien como lo haríamos nosotros con un cambio manual en conducción “alegre”.

La dirección es suave y precisa, lo que nos permite guiar sin problema al coche por donde queramos. No destaca por ser especialmente comunicativa, pero sí lo suficiente como para controlar la adherencia de los neumáticos en conducción deportiva. Esta característica, unida a un perfecto equilibrio en el paso por curva consiguen que aumente considerablemente la sensación de seguridad, y permitiendo rodar realmente rápido.

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 4

Como he dicho antes, el equilibrio de su suspensión es perfecto, agradable para el día a día y cumplidor cuando se le exige un plus en la conducción. No he echado en falta una suspensión deportiva para conseguir unos buenos resultados dinámicos. El conjunto de frenos también cumple con nota, con una buena mordiente muy fácil de dosificar desde el pedal de freno.

La dotación tecnológica con que contaba nuestra unidad es abrumadora, con capacidad de mostrar en el cuadro de instrumentos las señales de tráfico y la prohibición de adelantar, con asistente de cambio involuntario de carril y frenada de emergencia, y con un sistema de luces autoadaptables y asistente automático para las luces de carretera, que se sirve de una cámara ubicada en el parabrisas para detectar los vehículos a nuestro alrededor y cambiar constantemente el ángulo y potencia de nuestras luces para no deslumbrar.

Conclusión

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 2

El nuevo BMW Serie 2 tiene todo lo que se le puede pedir hoy en día a un coupé. Su diseño es realmente atractivo, cuanta con un habitáculo amplio y de calidad y su comportamiento dinámico es excelente. Todo ello con un consumo de combustible contenido y con un propulsor capaz de satisfacer todas nuestras necesidades de potencia.

En el aspecto de diseño, encuentro muy acertado que se haya desmarcado del polémico frontal de la Serie 1, que no hubiera quedado bien integrado en la esbelta silueta de este coupé. Podemos decir sin temor a equivocarnos que esta Serie 2 coupé consigue mejorar a su predecesor en todos los aspectos.

La versión 220d es totalmente recomendable, ya que cumple con nota en todos los aspectos de la prueba, donde destacan su baja sonoridad, su elasticidad y su bajo consumo. El interior es elegante y con materiales y ajustes de primer orden, aunque su diseño es demasiado continuista con la línea clásica de BMW, algo que no termina de encajar en un coupé tan moderno.

Prueba: BMW 220d 184 CV Modern Line (equipamiento, comportamiento, conclusión) 10

El precio es elevado, sobre todo si tenemos en cuenta que estaremos obligados a acudir al catálogo de extras si queremos contar con los elementos que un coche de estas características debe tener, y que se deberían incluir de serie. Eso sí, a cambio te llevas uno de los mejores coupés de la actualidad, tanto por estética como por comportamiento.

BMW 220d Coupé Modern Line

Si te interesa esta noticia...

Update CMP