Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica)

0

Tras la última restructuración de la nomenclatura en la gama de BMW, la marca alemana decidió utilizar las cifras pares para denominar a sus modelos de corte coupé. Así, los modelos que antes conocíamos como Serie 3 coupé y Serie 1 Coupé pasaron a llamarse Series 4 y 2 respectivamente. Bajo su nuevo nombre, y a diferencia de lo que ocurría con el anterior Serie 1 coupé, la Serie 2 coupé se presenta como un modelo completamente independiente, con un estilo de carrocería y un diseño que lo diferencian del compacto Serie 1, con el que comparte plataforma.

El modelo que nos ocupa fue desvelado hace ahora un año, pero su comercialización tuvo que esperar hasta la primavera de este año. Su gama de propulsores cuenta con tres opciones diésel y tres de gasolina, nosotros nos hemos puesto al volante de la versión intermedia de las opciones de gasóleo, la 220d de 184 CV y acabado Modern. Esta versión acaba de ser mejorada y ahora cuenta con 190 CV, menor peso y una mayor cifra de Par.

A lo largo de esta prueba que dividiremos en dos entregas, te mostraremos como este Serie 2 coupé ha conseguido mejorar en todos los aspectos a su predecesor.

Diseño

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 7

El nuevo nombre ha venido acompañado de unos notables cambio estéticos, que lo convierten en un modelo mucho más maduro y estilizado. Su frontal se desmarca del que presenta la Serie 1, algo que a mi parecer era necesario, sobre todo tras las críticas que había acaparado el peculiar diseño del compacto.

La Serie 2 presenta la típica carrocería de coupé, con un diseño de tres volúmenes, habitáculo retrasado y baja altura. Con respecto a la desaparecida Serie 1 coupé este nuevo modelo es 72 mm más largo, 32 mm más ancho, y 5 mm más bajo. Sus dimensiones son 4,43 metros de largo, 1,77 metros de ancho y 1,41 metros de alto. La distancia entre ejes es de 2,69 metros, 30 mm más que su predecesor.

El frontal de este 220d nos muestra unas ópticas afiladas que cuentan con tecnología LED, entre ellas los clásicos “riñones”, de un tamaño generoso y con un diseño vertical que consigue remarcar la esencia deportiva de este modelo. Más abajo, el esculpido paragolpes deja espacio para tres entradas de aire, donde las exteriores, de fondo negro, ubican las luces antiniebla.

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 4

Las nervaduras del largo capó transportan las suaves líneas del Serie 2 hacia la zona lateral. Allí nos encontramos con dos generosas puertas que carecen de marco, y a las que hay que aplicar demasiada fuerza si queremos que se cierren correctamente. La zona superior de esas puertas presenta un marcado pliegue para resaltar la línea de cintura, mientras que la parte baja toma una línea ascendente que terminará por encontrarse con el piloto trasero.

La línea del techo comienza una suave tendencia descendente a partir de la cabeza del conductor, que se vuelve de nuevo horizontal al fundirse con la tapa del maletero. Las elegantes llantas de 18 pulgadas -1.026 euros- y forma de turbina terminan de poner la guinda a un lateral que enamora.

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 5

La zaga ha sido uno de los puntos más controvertidos del diseño, con unos pilotos que le sientan bastante mejor de lo que las fotos dan a entender. También cuentan con tecnología LED, y su diseño interior toma la forma de una L tumbada. El conjunto lo remata una discreta salida de escape cromada situada en el lado izquierdo de un difusor del color de la carrocería.

Habitáculo

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 2

Las dosis justas de elegancia y deportividad que hemos podido ver en el exterior han sido trasladadas también al habitáculo, donde podemos disfrutar de un espacio en el que se ha cuidado hasta el último de los detalles. Nuestra unidad combinaba una tapicería en color beige claro con inserciones en madera que le sentaban realmente bien en combinación con el color Moonlight Silver de la carrocería.

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 3

Las cuatro plazas de este modelo son muy cómodas tanto por espacio para las piernas como por altura, donde únicamente en las plazas traseras viajarán incómodos los pasajeros que sobrepasen los 1,80 metros de altura. La postura de conducción es cómoda y deportiva, con todos los mandos necesarios al alcance y con una buena visibilidad en todos los ángulos.

Si hay algo de lo que peca este modelo –al igual que otros de la marca- es en que su cuadro de instrumentos y salpicadero parecen no evolucionar nunca, y digo parecen porque en realidad sí que se han modernizado, pero conservando una estética que ha perdido la frescura. En el cuadro de instrumentos se incluye una pantalla a color en su parte inferior que varía en función del modo de conducción que seleccionemos, y que muestra información sobre el ordenador de a bordo, el sistema multimedia o el navegador.

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 9

El sistema multimedia se visualiza desde una pantalla que preside el salpicadero, sus menús son claros y atractivos, y ofrece una completa información de todos los aspectos del vehículo. Todo ello se controla desde el sistema iDrive Touch situado en la consola central; este mando giratorio requiere un pequeño periodo de aprendizaje, tras el cual seremos capaces de manejar todas sus funcionalidades sin retirar la atención de la carretera. Su interfaz permite que se puedan introducir direcciones a mano alzada escribiendo directamente sobre la superficie del selector giratorio.

Hemos probado la versión con cambio automático de 8 velocidades, un cambio suave y rápido que se maneja desde una palanca muy fácil de manipular situada en la consola central. Dispone de un modo deportivo y otro secuencial, que se deberá manejar desde la palanca al no disponer de levas tras el volante.

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 10

El maletero tiene una capacidad de 390 litros y cuenta con unas formas que lo hacen bastante aprovechable. La pega está en una boca de carga estrecha y algo elevada. Bajo el piso se ubica la batería –contribuye a un mejor reparto de pesos- y un pequeño extintor de incendios. Los asientos traseros se pueden abatir en una configuración de 60:40 desde unos cómodos tiradores situados en la zona alta del maletero, permitiendo así el transporte de objetos voluminosos.

Mecánica

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 6

La versión 220d equipa un bloque de aluminio de dos litros y cuatro cilindros dispuesto de forma longitudinal. Cuenta con sistema Twin Power Turbo e inyección directa por conducto común.

Su potencia es de 184 CV -190 CV la versión moderna- y 380 Nm de Par -400 Nm la versión moderna-. La potencia se transmite a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática ZF de 8 velocidades y cuenta con sistema start&stop que ayuda a reducir las cifras de consumo, cuya media homologada es de 4,2 litros a los 100 km.

Prueba: BMW 220d coupé 184 CV Modern Line (diseño, habitáculo, mecánica) 8

Este Serie 2 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h. Mención especial merece la insonorización del habitáculo, que consigue aislar perfectamente el sonido del propulsor, mejorando así el confort interior.

La suspensión es independiente en ambos ejes, los frenos de disco –ventilados los delanteros- y la dirección cuenta con asistencia eléctrica. Todos estos elementos van encaminados a conseguir un comportamiento dinámico que analizaremos en profundidad en la segunda parte de la prueba.

También hablaremos sobre el equipamiento y precios del Serie 2 en nuestro país, junto a la apabullante lista de equipamientos opcionales con la que podemos personalizar este coupé tan especial.

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Relacionado