Vídeo: Fernando Alonso prueba el nuevo Toyota Supra… y le encanta

0

No es la primera vez que vemos a Fernando Alonso como probador de vehículos de calle, si bien no ha sido una faceta muy explorada por el asturiano, hemos tenido ocasión de verlo con modelos como el Honda NSX, Renault Mégane RS, Ferrari F12 Berlinetta o incluso Mercedes SLR McLaren. Ahora, toca verlo con uno de los coches que mayor protagonismo ha tenido en la prensa de motor durante estos últimos meses: el nuevo Toyota Supra.

En el mítico circuito de Fuji, Alonso se ha deshecho en halagos para el modelo nipón con ADN alemán: hace referencia a su buen confort y agradable aceleración, además del sonido del coche y del motor. También ha destacado la estabilidad en curvas a altas velocidades, además de su pisada en los pianos y su capacidad de frenada. En resumidas cuentas, un buen equilibrio que le permite no ser especialmente rígido para calle, siendo un coche perfectamente usable para calle pero sin perder su ADN de carreras, donde el tacto de la caja de cambios, frenada o aceleración lo dejan patente.

También ha hecho especial énfasis en su puesta a punto a nivel de electrónica, poniendo el foco en los controles de estabilidad y tracción. No sin hacer una reflexión muy oportuna en los tiempos que corren, donde dice «Los coches están hechos para satisfacer a la gente. Ya no te montas en un coche para moverte hacia un sitio, sino que lo haces para sentir algo y cambiar tu día. Es algo fascinante». Y razón no le falta, aunque lamentablemente la deriva actual de la industria esté tendiendo a sacar adelante coches cada vez menos pasionales, siendo este Supra una de las excepciones de la norma impuesta.

A modo de recordatorio, el Toyota Supra está dotado de un motor de 3 litros y 6 cilindros en línea con 340 CV de potencia entre las 5.000 y 6.500 revoluciones, con una caja de cambios automática de ocho velocidades que le permite situarse a 100 km/h en tan sólo 4,3 segundos.

Si te interesa esta noticia...