Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ya es oficial: SEAT Arona, el hermano pequeño del Ateca

0

Aunque ya lo pudimos ver parcialmente hace escasos días subido a una plataforma -además de todos los renders que hemos visto hasta la fecha que eran fidedignos con el aspecto final que muestra-, finalmente SEAT ha presentado esta tarde en un evento el Arona, el segundo todocamino de la marca que viene a complementar la senda iniciada con el Ateca y que de momento tan buenos resultados le está dando (no por el modelo en sí, sino más bien por las tendencias del mercado). Se espera que lleguen las primeras unidades a finales del presente año.

Ahora bien, el Arona como bien sabes se sitúa un escalón por debajo del Ateca, de hecho, hace uso de la plataforma MQB A0 y tiene muchas cosas en común con el Ibiza, incluyendo, como es habitual, su lugar de producción, que será la factoría de Martorell en exclusiva. En su mirilla, otros modelos del segmento B como puedan ser los Nissan Juke, Renault Captur, Peugeot 2008 y Opel Mokka X.

Respecto a un Ibiza, el Arona crece en ocho centímetros (4,14 metros en total), beneficiándose su interior de estas cotas con mayor espacio y capacidad de maletero (400 litros, 45 más que el Ibiza), mientras que su altura también se eleva, como es lógico, hasta los 1,54 metros de alto.

La gama de motores estará orquestada por tres motores gasolina y dos diésel. Los gasolina son los 1.0 TSI de 95 CV de tres cilindros acoplado a una caja de cambios manual de cinco velocidades, al que se suma una versión de 115 CV bajo el mismo bloque, pero en este caso con cambio manual de seis velocidades o DSG de doble embrague y siete velocidades. La opción más frugal queda a cargo del bloque 1.5 TSI de 150 CV con cambio manual de seis velocidades -por el momento no tiene disponible DSG- que contará además con el sistema de desconexión de cilindros ACT y que sólo estará bajo el acabado FR.

Volviendo a la gama diésel, los dos bloques parten del 1.6 TDI con potencias de 95 y 115 CV, estando el primero de ellos disponible con un cambio manual de cinco velocidades o automático DSG de siete, mientras que el 115 CV queda relegado exclusivamente a la caja manual de seis velocidades. Eso sí, a aprtir de 2018 llegará una versión capaz de funcionar con gas natural comprimido bajo el bloque 1.0 TGI de 90 CV.

Dado que está enfocado a un público eminentemente joven -que suele dar un valor especial a la personalización-, el Arona contará con 68 posibles combinaciones de colores gracias a que el techo y los pilares delantero y traseros pueden ir ya sea en el color de la carrocería o en naranja, gris o negro. No faltará tampoco el último equipamiento en materia de seguridad y entretenimiento que cabría esperar en el segmento, como carga inalámbrica de móviles, los sistemas Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link, detector de fatiga, cámara de visión trasera, sistema de aparcamiento asistido Park Assist, control de crucero adaptativo, detector de ángulo muerto, pantalla táctil de ocho pulgadas o hasta incluso un sistema de sonido BeatsAudio con seis altavoces, amplificador con una potencia de 300W y subwoofer integrado en el maletero.

Ahora bien, estos elementos no estarán disponibles en todas las versiones, algunos de ellos los encontraremos únicamente en algunos de los cuatro acabados disponibles: Reference, Style, Xcellence y FR.

SEAT Arona

Relacionado