Motor, competición y nuevos lanzamientos

Más cerca del nuevo Toyota Supra, confirmado el híbrido como tope de gama

0

El Toyota Supra tal y como lo conocemos está cerca de cambiar de aires a lo grande, y es que atrás quedan ya aquellas informaciones desalentadoras que prácticamente daban por hecho que Toyota no apostaría nunca más por una segunda generación o un sucesor claro y directo del Supra, El presente y el futuro próximo es bien distinto, sobre todo desde que os pudimos confirmar el acuerdo de colaboración entre la marca japonesa y BMW. Tanto es así, que durante la pasada primavera las noticias en torno al regreso del Supra estaban muy presentes, y más apasionante aún, con motor alemán y de sello bávaro.

A  mediados del mes de julio pudimos ofrecer más información en torno a este proyecto de colaboración, que dará vida a dos nuevos modelos que venderán ambas marcas respectivamente, enfocado a mercados diferentes y con un empaque final que distará mucho de uno al otro. En el caso del Toyota, que se posicionará directamente como un nuevo Supra y que incluso llevará el mismo nombre que el legendario coupé se da por hecho, y es aquí donde comienza lo realmente interesante porque Toyota va a apostar por un amplio margen de potencia, sin centrarse en altas prestaciones y exclusividad como ocurre con el Nissan GT-R, y enfocado como tal a captar las máximas ventas posibles. ¿Qué te parece? 

Dos motores de 6 cilindros en línea y un margen de desarrollo importante

Toyota adoptará una variante modificada del ya de sobra conocido 3.0 litros Twin Turbo de 6 cilindros en línea, en dos guisas diferentes. El modelo de acceso partirá de una potencia de aproximadamente 335 caballos, lo que será un claro guiño de Toyota para competir con el Nissan 370Z, contando este último con 328 caballos y con una renovación en un par de años en la cual escalará sensiblemente la potencia, pero manteniéndose en una estela similar. Compitiendo con el 370Z, entre otros, Toyota podrá disponer de un coupé deportivo de altas cualidades dinámicas sin tener que someterlo a un precio desorbitado y unas prestaciones sólo para clientes exclusivos y que se lo puedan permitir. Para esto último, estará la variante más cara y costosa del nuevo Supra.

Para el más potente de la casa, Toyota combinará el motor alemán sellado por BMW junto con un sistema de propulsión híbrido marca de la casa. Se especula con una potencia fijada en 480 caballos, pero viendo cómo evolucionan los híbridos y que el Supra no estará a la venta hasta finales de 2017, una potencia fijada en un margen similar al del Porsche 911 Turbo S, de aproximadamente 580 caballos, por ejemplo, es muy factible. No olvidemos que uno de los puntos fuertes del deportivo japonés será el bajo peso y el uso intensivo de materiales ligeros para conseguir esta meta, incluyendo magnesio, diferentes tipos de aluminio y también fibra de carbono.

La ilustración con la que abrimos el artículo nos da una ligera idea del aspecto que tendrá el Supra si finalmente Toyota opta por partir de la base del diseño del prototipo FT-1, como ya especulábamos en marzo.

Relacionado