Motor, competición y nuevos lanzamientos

Mercedes y AMG estudian utilizar turbocompresores eléctricos

1

Hace sólo unas semanas Audi presentó el RS5 TDI, un prototipo basado en el A5 de actual generación y dotándolo de todo lo necesario para ser lo más parecido posible a un RS5 diésel. ¿El secreto? La utilización de turbocompresores eléctricos.

El uso de turbocompresores eléctricos permitió al prototipo de Audi otorgar unos impresionantes 385 caballos y 750 nm de par en un margen de revoluciones muy escaso y bajo, entre 1.250 y 2.000 rpm. Suficiente para pensar en implementarlos a corto plazo en buena parte de la gama de Audi, y por supuesto,  razón de peso para ver cómo marcas rivales como Mercedes-Benz, continúan por la misma senda.

Será un estándar en Mercedes-Benz

Mercedes y AMG estudian utilizar turbocompresores eléctricos 2

Desde la marca alemana confirman que están desarrollando esta tecnología para aplicarla en coches de calle, más allá de los prototipos. El uso de un turbo con estas características elimina el famoso turbolag (tiempo de reacción) y emiten un sonido desde luego, impactante. Además de conseguir potencia de manera más rápida, esta tecnología tiene todo lo necesario para ser un estándar en el futuro no sólo de Audi, sino de las principales marcas premium europeas donde también se encuentra Mercedes-Benz.

Las informaciones dan paso a pensar que aún faltan al menos dos años para ver la primera incursión de Mercedes en este terreno. Trabajando junto con AMG Performance, no será hasta bien comprobado el funcionamiento y la fiabilidad de esta tecnología, cuando comenzaremos a ver la instalación en coches de alto rendimiento sellados por AMG. La pregunta es… ¿cuántos años tendremos que esperar? ¿Tres como máximo?

No pensemos en el Mercedes AMG GT, al menos no de momento. Porque pensar en un AMG GT que en el futuro desarrolle una potencia cercana a los 650 caballos con el uso de esta tecnología, supondría la llegada de un rival apasionante tanto para el McLaren 650S, como para el Ferrari 458 T -que también está en desarrollo-. Aunque claro, primero habrá que exprimir el V8 Twin Turbo de 4.0 litros con casi 580 cv.

Si te interesa esta noticia...
  • Alberto Piqueras Ramos

    Desde hace tiempo sabemos que el futuro de los turbos pasa por la aplicación de elementos eléctricos en los mismos, a los efectos de tener toda la potencia desde el inicio, así como contar con su batería propia de alto rendimiento que se le agregará a la convencional de hoy en día.

    Saludos.