Nissan vuelve a fabricar el motor RB26DETT del Skyline GT-R

0

Desde hace algún tiempo, Nissan está volviendo a fabricar componentes de algunos de sus deportivos más emblemáticos como es el Skyline, a fin de que el parque de unidades existente pueda seguir rodando por nuestras carreteras.

Ahora, la firma nipona ha vuelto a ampliar nuevamente el catálogo, en este caso, con el corazón del mismo: su bloque RB de 2.6 litros y 6 cilindros en línea más conocido como RB26DETT, que ha estado presente en la tres generaciones del modelo (R32 GT-R, R33 GT-R y R34 GT-R), con pequeñas diferencias entre ellas. Nissan decidió cesar su producción hace algunos años con la llegada del GT-R R35, pero ahora, vuelve a ponerlo nuevamente a disposición de sus clientes mediante el programa Nismo Heritage Parts.

Este motor, para muchos, es uno de los mejores motores de seis cilindros en línea sobrealimentados jamás producidos, aunque se posicione ligeramente por debajo del 2JZ-GTE de Toyota. En el caso del RB26, la cada vez mayor escasez de unidades había hecho que sus precios se disparasen, por lo que esto es una buena noticia no sólo para poder contener los precios en el mercado de segunda mano, sino también al hecho de poder contar con la posibilidad de adquirirlo 100% nuevo y producido por el mismo fabricante que lo dio a luz en su día.

Nissan vuelve a fabricar el motor RB26DETT del Skyline GT-R

Entre las nuevas referencias añadidas, podemos encontrar tanto el bloque como la culata, cigüeñal, juntas, pistones, bielas, así como cableado de bobinas. Si bien es cierto que muchos de estos elementos estaban disponibles en el mercado aftermarket, para aquellos que deseen montar piezas originales es una excelente noticia. Además, los bloques están disponible en versión convencional (cerca de 1.300 euros, un precio muy razonable) y el bloque RB26DETT N1 reforzado para poder albergar mayor potencia, cuyo precio ronda los 3.400 euros.

También se ha aprovechado esta última ampliación del catálogo para introducir más paneles de carrocería de R32 así como los motores de los limpialunetas de las tres últimas generaciones del Skyline GT-R.