Motor, competición y nuevos lanzamientos

Peugeot presenta el prototipo HX1

1

Peugeot ha presentado un prototipo denominado HX1 que resulta interesante por todos los aspectos que combina: monovolumen, híbrido y… diésel. Como decimos, es únicamente un prototipo, pero si Peugeot finalmente así lo quiere podría ser en el futuro perfectamente un escalón por encima del actual 508, como sustituto del 607.

Emplea un propulsor de combustión interna 2.2 HDi de 204 CV acoplado a un motor eléctrico que eroga 95 CV y que permite ser usado exclusivamente en recorridos de 30 km. Las cifras arrojadas de consumo medio y emisiones quitan el hipo: 3,2 l/100 km y 83 g/km. Además, a fin de mejorar aún más su consumo y prestaciones, el coeficiente aerodinámico es de 0,28 Cx, debido a que cuenta con algunas piezas móviles en la carrocería que se autoregulan en función de la velocidad.

Mide 4,97 m de largo, 1,99 m de ancho y 1,37 m de alto. Sorprende su longitud, y también su reducida altura en relación al tipo de coche que es, de ahí que pese a que Peugeot lo denomine un monovolumen, no es exactamente tal.

Sin embargo, en su habitáculo podemos encontrar muchos aspectos interesantes, en parte gracias a sus peculiares medidas. En primer lugar, destacan los seis asientos individuales distribuidos en dos filas de tres por cada una, con un acceso también bastante curioso porque las puertas traseras se abren en sentido opuesto (y hacia arriba, igual que las de delante) y carece de pilar central entre ellas.

El lujo y refinamiento también están presentes en su habitáculo, especialmente en las plazas traseras que cuentan con un minibar realizado en mármol con una cafetera. Pero no es el único sitio, porque podemos encontrar también madera de fresno así como metal y cuero. Para dar una mayor sensación de amplitud al habitáculo, el techo tiene unas estrías que dejan pasar la luz exterior.

Peugeot HX1

Si te interesa esta noticia...
  • Alberto Piqueras Ramos

    Difícil de digerir que con 5 metros de largo eliminen el pilar central, la cual complica más que la configuración que la de un Cabrio.
    Tres asientos delanteros, mucha incomodidad para el pasajero central delantero y distracción para el conductor.
    Creo que es sólo un ejercicio del Depto. de Diseño.

    Saludos