Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde (parte 2)

0

Llegamos a la segunda parte de la prueba que estamos realizando sobre uno de los compactos más atractivos estéticamente del mercado, un Alfa Romeo Giulietta que todavía tiene mucho que decir, sobre todo si tenemos en cuenta el trébol que muestra su carrocería en las aletas delanteras, quizás el único elemento visible que nos haga soñar y nos indique que estamos ante el “tope de gama” del modelo, es decir, ante un Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde que todavía tiene mucho por lo que sorprendernos.

Seguramente ya estés habituado a nuestra peculiar forma de probar un vehículo y sobre todo a la estructura de las pruebas que realizamos en MotorAdictos. Aun así te recuerdo que si lo que quieres es que hablemos de elementos como la estética del modelo, diferencias con un Giulietta “normal” o el interior, sus detalles y sobre todo su habitabilidad debes mirar en la primera parte de la prueba ya que en esta nos centraremos sobre todo en el aspecto mecánico así como en el comportamiento del modelo en todo tipo de vías.

Mecánica y Comportamiento

Hablar del Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde es hablar de un vehículo que llega al mercado para sustituir generacionalmente a la versión más potente de ese Alfa Romeo 147 GTA que quizás ya pecaba por llevar demasiados años en el mercado, un modelo que, a diferencia del que ves en pantalla y que monta un motor de cuatro cilindros TBi de 1.75 litros frente al enorme y carismático V6 de 3.2 litros que montaba la generación anterior, un bloque que, aunque ofrecía unas prestaciones bastante buenas el consumo era literalmente abrumador.

Aunque las comparaciones son odiosas nunca está de mal saber cuál es el motivo de que el Giulitta Quadrifoglio Verde exista, motivos que sobre todo tiene que ver con los consumos, dinamismo y sobre todo esa forma de entender Alfa Romeo que hace que si la marca no ofrece algún tipo de modelo de estas características parezca que la gama está “coja“.

Ahora bien, si comparamos ambos modelos, en términos de potencia sale perdiendo el modelo actual ya que el 147 GTA homologaba una potencia de 250 caballos frente a los 235 caballos del Giulietta Quadrifoglio Verde, quizás en este punto sea en el único que un GTA puede ganar a la generación actual ya que acelerando de 0 a 100 km/h el tiempo es exactamente el mismo para los dos modelos (6.8 segundos) mientras que el consumo medio del Giulietta sabe a gloria frente al del 147, nada menos que 7.6 litros frente a los escandalosos 12.1 litros/100 km que homologaba el 147 GTA

Por otro lado los ingenieros de Alfa Romeo también han querido modificar el comportamiento dinámico del modelo ofreciendo un vehículo mucho más interesante. Un ejemplo es la instalación de un tren delantero de tipo McPherson frente al de dobles triángulos que montaba el 147 y un largo etc… Lo mejor de todo es que, ocho años después de que el Alfa Romeo 147 GTA llegara al mercado su relevo generacional tiene un precio 1.000 euros inferior al de este veterano.

Todo esto está muy bien, pero lo mejor de todo viene a la hora de poner el motor en marcha y salir a dar una vuelta ya que si por algo destaca este modelo es precisamente por su comportamiento en todo tipos de condiciones. Lo primero que seguramente te llame la atención una vez te pones a los mandos es precisamente detalles como gran par del motor que se ofrece desde muy abajo lo que ayuda en las recuperaciones y sobre todo en la sensación de aceleración.

Gracias a esto y sobre todo a unos asientos bastante cómodos estamos ante un modelo con el que viajar por carretera será todo un lujo gracias a la potencia de su cuatro cilindros, las recuperaciones son asombrosas mientras que la sensación de un vehículo muy “sentado” a la carretera es bastante buena lo que permite trazar curvas rápidas sin ningún tipo de problema, sobresalto o miedo. A todo esto tenemos que sumar que el vehículo es sumamente silencioso a cualquier tipo de velocidad. Un punto más a su favor.

Si circulamos con él por poblado quizás sea donde notarás el exceso de potencia, algo que se suele mitigar con uno de esos fantásticos caminos automáticos de doble embrague alemanes pero que este modelo directamente no tiene lo que finalmente te obligará a ser más precavido con el acelerador. Si finalmente nos atrevemos con un recorrido de curvas donde extraer esa “punta” que tanto nos gusta, no lo dudes, con este modelo puedes disfrutar más de lo que te imaginas.

Como seguro recordarás la nueva generación de Alfa Rome cuenta con cierto botón que ellos denominan DNA, un botón que ya probamos en el Alfa Romeo Giulietta diesel (parte 1, parte 2) así como en su hermano pequeño el Alfa Romeo Mito TCT (parte 1, parte 2), un botón que puede transformar el comportamiento de un vehículo de estas características para hacerlos mucho más divertidos. En este caso, seleccionar el modo Dynamic produce ciertos caminos como una respuesta al acelerador más rápida, el control de estabilidad de permite un poco más e incluso se emula la simulación de un sistema autoblocante delantero lo que a fin de cuentas y aunque no sea mecánico lo hace más interesante

A estas alturas he de reconocer que Alfa ha conseguido un vehículo que a muchas otras compañías les gustaría tener en catálogo, un compacto atractivo capaz de acelerar y alcanzar velocidades elevadas en tiempo récord, un vehículo que a la vez no solo te ofrece potencia y velocidad sino que es silencioso y muy fácil de llevar además de ofrecer diversión como ningún otro si te atreves a entrar en trazados de curvas e ir encadenando una tras otras, precisamente en este tipo de condiciones es donde este modelo se nota mucho más fino y sutil, totalmente a la altura de cualquier rival alemán que se precie.

Equipamiento

En el apartado de equipamiento encontramos un compacto bastante bien dotado y no solo en el apartado de seguridad donde, entre otras cosas, el vehículo viene dotado de elementos como control de estabilidad, ABS + EBD, seis airabas… más que suficiente para ser uno de los compactos más seguros del segmento o, al menos, estar a al altura de lo que ofrecen todos sus rivales

Entrando en los distintos acabados en un primer escalón nos encontramos con el nivel Progression, nivel básico dentro de la gama Giulietta que cuenta con el fantástico selector DNA, aire acondicionado, llantas de aleación de 16 pulgadas, retrovisores eléctricos, elevalunas eléctricos delantero y trasero, sistema Start&Stop, volante y pomo forrados en cuero o radio CD/MP3. Este nivel de acabado tan sólo puede ir asociado a las mecánicas diesel de 105 y 170 caballos o al motor gasolina de 120 caballos

Si lo que quieres es un vehículo que de serie vaya mucho mejor equipado tendrás que subir de escalón para encontrarte con el nivel Distintive, un nivel de equipamiento en el que se añaden elementos como climatizador bi-zona, control de crucero, reposabrazos delantero, volante multifunción entro otros.

Por último llegamos al nivel de equipamiento más completo, concretamente el denominado como Quadrifoglio Verde, un nivel en el que se añaden elementos tan atractivos como suspensión deportiva, llantas de aleación de 17 pulgadas, faro bi-xenón direccionables con lavafaros, cristales oscurecidos, interior específico deportivo, pinzas de freno en color rojo y grupos ópticos delanteros oscurecidos. Lamentablemente este último nivel de equipamiento tan sólo puede ir asociado con al Giulietta más béstia, es decir, el asociado al motor de 235 caballos.

Una vez elegido el nivel básico con el que Alfa Romeo equipará nuestro coche siempre puedes aumentarlo con “extras”, en concreto por ejemplo nuestra unidad e pruebas equipaba el Pack Premium que entre otras cosas equipaba elementos a mi parecer imprescindibles como faros bi-xenón direccionables con lavafaros, Blue&Me con toma USB, bluetooth, sensor de luces y lluevia y sensor de aparcamiento trasero.

Precios y Conclusiones

Hablar de un compacto de 235 caballos no suele ser síntoma de un vehículo económico, el que verdaderamente está interesando en un vehículo de estas características debe saber que no solo está comprando un modelo en cierto modo exclusivo, sino caro de mantener debido a un motor capaz de homologar en este caso más de 200 caballos. Según Alfa Romeo a día de hoy puedes tener un Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde por un precio base que parte de los 30.400 euros

Como ves el precio esta a día de hoy en consonancia con todos sus rivales, concretamente nuestra unidad de pruebas, quizás uno de los Giulietta Quadrifoglio Verde más equipados que puedes encontrar, tenemos un compacto cuyo precio roza los 40.000 euros, mismo precio al que puedes encontrar referentes como un Renault Megane RS, SEAT León Cupra, Ford Focus ST equipados con el mimos número de extras.

Personalmente creo que Alfa Romeo ha conseguido con este coche lo que verdaderamente se ha propuesto demostrar, que pueden tener en el mercado un vehículo que por prestaciones y dinamismo está a la altura de los hasta ahora referentes ofreciendo algo que ellos no pueden igualar como es la presencia estética o un interior diseñado de mucho carácter, algo de lo que carecen todos sus rivales.

Por otro lado, el personalmente quiero comentarte que este modelo es tan parecido a sus rivales que quizás si lo compras con cabeza encuentres un verdadero compacto de altas prestaciones, exactamente lo que buscas, mientras que si eres un alfista de pro he de comentarte que quizás estás perdiendo el tiempo ya que Alfa Romeo, entre sus logros, ha conseguido un vehículo que en poco o nada te recuerda precisamente esa esencia Alfa Romeo de vehículos como el 147 GTA, 75 V6 o Sprint Quadrifoglio que antaño tanto gustaba

Prueba Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde

.

Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...