Subaru cierra su fábrica en Japón durante dos semanas por un componente defectuoso

0

Ninguna marca se libra de fallos de diseño de toda índole. En esta ocasión, la protagonista es Subaru, que hace ya algunos meses pasó un mal trago donde unas pocas unidades se vieron afectadas por problemas de programación de un robot que llevó a cabo soldaduras de manera incorrecta y se procedió a la destrucción de todas esas unidades fabricadas.

En este caso, la decisión tiene un calado mucho más trascendental, ya que ha detenido la producción en su única planta productiva de Japón y desde la que produce el 60% de sus vehículos con carácter global. ¿La razón? Una pieza que forma parte de la dirección asistida y que se emplea en los modelos XV, Impreza y Forester. Y se sabe que están afectadas las unidades desde mediados de Diciembre de 2018 hasta el 16 de Enero de 2019.

Pero… ¿cómo es posible que se hayan visto abocados a tomar una decisión tan drástica? porque este componente, fabricado por un proveedor, estaba producido específicamente para Subaru y no tenían otro proveedor en la cantera que le pudiese suministrar una pieza sin el problema en cuestión que presenta y que por el momento no ha trascendido.

Por el momento la firma nipona no ha cuantificado la pérdidas totales que le supondrá esta parada temporal de su producción, si bien, ya se están viendo reflejadas en sus resultados financieros con casi un 7% de caída en la Bolsa de Tokio, en la que finalmente ha cerrado con una caída del 3,44%.

Es de esperar, por otra parte, que a los vehículos producidos recientemente y afectados por el problema sean llamados a revisión para subsanar el problema, si bien por la cercanía de fechas no deberían haberse entregado todavía muchas de las unidades a sus clientes por cuestiones de logística.

 

Si te interesa esta noticia...