Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Alfa Romeo MiTo TCT 135 caballos (parte 1)

0

Tras la prueba realizada al Opel Astra Sport de 160 caballos (parte 1, parte 2) toca el turno de cambiar drásticamente de segmento y de divertirnos durante una semana a los mandos de uno de urbanos, por llamarlo de alguna manera, más divertidos y atractivos del momento.

Concretamente estamos hablando del Alfa Romeo MiTo 1.4 MultiAir Turbo de 135 caballos TCT Distinctive, un nombre inmenso para hablar de un MiTo equipado con uno de los bloques más apasionantes de la gama, en el acabado superior equipado con el primer cambio automático de doble embrague desarrollado por Alfa Romeo

P1060787

Estética

 

Sin lugar a dudas la estética es uno de los puntos fuertes del pequeño Alfa Romeo MiTo, distinto es que te guste o no, sobre todo gracias a líneas más que atrevidas, volviendo a confirmar algo que muchos denominan como la forma de ser y de existir de Alfa Romeo, es más, me atrevería a asegurar que si quieres un vehículo apasionante y que te guste cada vez que te montes apostases por un italiano como este pequeño MiTo

Después de esto hay que concretar algo tan simple como que el vehículo que ves pertenece al acabado Distinctive, precisamente el acabado más elevado de la marca italiana por lo que cuenta de serie con prácticamente todos los aditamentos disponibles en la gama inferior como extra como las llantas de aleación de 17 pulgadas calzadas con neumático Michelín en 215 mm de anchura

Concretamente si nos fijamos en el conjunto podríamos incluso a atrevernos a ver cierto aspecto a Alfa Romeo 8C Competizione, un vehículo en el que nadie puede negar que los diseñadores de este pequeño utilitario se basaron a la hora de diseñar uno de los compactos más resultones del mercado hoy día

P1060792

Precisamente si nos fijamos en el frontal del vehículo lo primero que nos llama la atención son precisamente una bonitas ópticas delanteras, en nuestra unidad de pruebas concretamente faros de xenón, que limitan una pequeña parrilla frontal en forma de triángulo invertido desde la cual parten dos enormes nervios hacia los espejos laterales.

Dejando de lado un frontal de marcado carácter deportivo tenemos que detenernos en ciertos elementos presentes en su lateral que brillan con luz propia como las llantas de aleación con un diseño mítico de la marca o las puertas, en esta ocasión sin marco, algo muy llamativo y que suele gustar a toda persona que las observa y que a su vez ayuda preservar esa sensación de deportividad sin necesidad de acudir a su habitáculo

Finalmente toca detenernos en la parte trasera, una zona coronada por sendas ópticas traseras redondas enmarcadas por un aro de nuevo cromado o una especie de enorme difusor trasero simple pero efectivo que deja ver una pequeña salida de escape, también cromada, en la parte inferior izquierda. Sin lugar a dudas una de las partes externas más bonitas del Alfa Romeo MiTo

P1060798

Interior

 

Tras nuestra vuelta de rigor por el exterior del pequeño Alfa Romeo MiTo toca el turno de abrir sus puertas y ver qué nos aguarda en el interior de este pequeño compacto, un interior del que esperamos mucha menos deportividad de la que encontramos en esta versión tan especial en la que principalmente destacan el uso de materiales de buena calidad

Ahora bien, precisamente a un aura de calidad allá donde primeramente posas la vista y sobre todo pones las zarpas con el paso del tiempo van apareciendo ciertos detalles que quizás no cumplan con lo que se promete, por ejemplo, una dureza en los asientos poco habitual, lo que convierte a este vehículo en un pequeño utilitario no aptos para viajes largos, sobre todo si tienes cierta edad.

Por otro lado, una vez más me ha llamado la atención ese embellecedor que lleva el volante en color plateado, un embellecedor que ya me llamó mucho la atención en el Giulietta (parte 1, parte 2) debido a los bordes que tenía en la parte trasera. Aun así, luego hay ciertos elementos como el plástico acolchado presente en salpicadero y puertas que intenta emular a la fibra de carbono, elemento más que llamativo que por lo general suele gustar y mucho

P1060806

Precisamente en el volante podemos encontrar los sistemas para controlar el equipo de sonido, teléfono y Blue&Me. Destacar que tras el volante y bajo la típica palanca para encender luces e intermitentes encontramos, de equiparlo ya que es opcional, una palanca para el control de crucero. Destacar que esta versión, al ser automática, monta levas para el cambio situadas tras los radios del volante, quizás de lo mejor del vehículo.

Como puedes ver, hasta ahora una de cal y otra de arena por lo que incluso podrías llegar a pensar que no es oro todo lo que reluce. Dejando de lado todo esto, tenemos que hablar de ciertos elementos como los pedales de aluminio, el navegador en que se han instalado de serie no solo funciones como bluetooth, navegador y demás, sino un completo ordenador de viaje (botón trip) en el que se explican ciertos detalles como el consumo medio, km, tiempo de viaje, tiempos medios… de una forma mucho más clara que en el arcaico ordenador de viaje presente en el cuadro de instrumentos.

Bajo el navegador encontramos el atractivo climatizador bizona sacado directamente de cierto Fiat o el DNA, un simpático sistema por el que podrás controlar la respuesta del vehículo, en este apartado entraremos más en detalle en la segunda parte de la prueba ya que, aunque no lo parezca tiene “más miga” de lo que pueda parecer en un primer momento.

P1060801

Dejando de lado todo lo que ofrece el salpicadero del vehículo toca el momento de echar un vistazo a la parte trasera donde descubrimos que el Alfa Romeo Mito, aunque no tiene ningún tipo de guantera central en plástico, sí que está homologado tan sólo para cuatro ocupantes, desde mi punto de vista, mucho mejor así, ya que las dimensiones del vehículo quizás no permitan mucho más. Mejor cuatro personas más o menos a gusto que cinco apretadas e incómodas, sobre todo para viajes largos ya que “te pueden calentar la cabeza

Finalmente toca el turno de hablar del maletero, un pequeñito habitáculo de 270 litros, una capacidad que para dos personas quizás esté bien, sobre todo si no se viaja con medio armario. Aun así, quizás para cuatro la cosa venga muy muy justita, es la impresión que me dio. Como detalle, destacar que para ser un vehículo de este tipo quizás la boca de carga la hayan situado demasiado alta por lo que pudiera ser un problema a la hora de cargar y descargar elementos pesados

P1060784

Enlaces: Prueba Alfa Romeo MiTo TCT 135 caballos (parte 1)
Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...