Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Opel Insignia 1.4 T 140 caballos (Parte 1)

0

opel-insignia-motoradictos (20)

Esta semana y tras haber probado un vehículo tan sorprendente y que nos dejó con tan buen sabor de boca como el Peugeot 508 GT (parte 1, parte 2) hemos tenido oportunidad de prácticamente bajarnos de este vehículo francés para montarnos directamente en uno de sus rivales más atractivos y aguerridos como es el Opel Insignia.

Como recordarás, al igual que con el Peugeot 508 para la marca francesa el modelo de Opel que ves en pantalla se puede catalogar también como un punto de inflexión dentro de la filosofía de Opel, no es para menos, sobre todo si recordamos cómo la marca alemana del rayo consiguió enamorarnos a todos hace ya unos cuantos años

Debido a esto y a un especial interés personal que tengo entre las berlinas de tamaño medio y precio moderado he decidido que había llegado el momento de ver qué podía ofrecer un vehículo como el que ves en pantalla, una berlina sumamente elegante, sobre todo gracias a su color exterior y a la combinación bicolor interior. Pasemos a ver qué puede ofrecernos.

opel-insignia-motoradictos (12)

Exterior

Estamos en la primera parte de nuestra prueba y, como es costumbre en este apartado llega el momento de hablar de las peculiaridades estéticas del modelo que ves en pantalla, un Opel Insignia que pertenece a la nueva generación tras el restyling realizado por Opel sobre la berlina hace algo así como un año.

Aun así, la marca alemana siguió apostando por una fórmula que le había dado muchas alegrías. Esto quiere decir que directamente tan sólo cambiaron unos cuantos detalles para rejuvenecer en cierto modo un vehículo que quizás tampoco lo necesitaba por lo que directamente apostaron más fuerte por ampliar las opciones de personalización con nuevos tapizados así como un catálogo de pintura y llantas mucho más amplio.

Si nos fijamos en el frontal del vehículo encontramos un diseño puramente alemán, es decir, un diseño muy bien conseguido pero a su vez quizás demasiado sobrio y simple. Lo más destacable vuelve a ser una calandra cromada al completo coronada por el logotipo de la marca alemana flanqueada por unos faros más cuadrados a los de la versión anterior a 2012 así como unos antinieblas encuadrados dentro de sendos detalles cromados
Si nos movemos por el lateral del vehículo encontramos unas líneas muy suaves y fluidas, algo que comparte con casi todos sus rivales ya que suele ser muy del gusto europeo donde quizás se haya que destacar las marcadas formas a media altura. Las llantas con las que cuenta nuestra unidad de pruebas son exclusivas de la versión 2012 en 18 pulgadas calzadas con unos enormes neumáticos en 245 mm de anchura

opel-insignia-motoradictos (17)

Finalmente llegamos a una trasera, una zona donde no se aprecian cambios respecto a la versión anterior y que sigue coronada por ese spoiler incorporado en el portón del maletero flanqueado por dos afilados faros posteriores unidos por una línea cromada muy gruesa en cuyo centro se haya el logotipo de la compañía.

En esta zona también me ha llamado mucho la atención algo tan simple como el ángulo que aparece en el centro del paragolpes trasero, algo que normalmente suele dañarse con mucha facilidad al aparcar por lo que puede ver en la unidad de pruebas ya que tenía toda la zona deteriorada con roces.

opel-insignia-motoradictos (37)

Interior

Llegados a esta parte toca el momento de abrir nuestra unidad de pruebas y ver todos los detalles que puede ofrecernos este modelo así como su parte negativa, algo que pasaremos a detallar poco a poco en líneas inferiores.

Al abrir la puerta lo primero que me llamó muchísimo la atención fue la combinación de colores marrón del salpicadero y las inserciones en madera con la tapicería en cuero de color beige, una combinación sumamente elegante que no engaña a todo el que se monta. Digo esto ya que, a mi parecer, hay muchísimas cosas que mejorar en versiones posteriores.

Por ejemplo una de las “pegas” que puedo poner al vehículo es precisamente que, a una zona acolchada y de tacto muy agradable como es el salpicadero y zonas superiores del mismo (zonas en color marrón) con las zonas a media altura, en esta ocasión ni las partes bajas normalmente algo más ocultas que son básicamente de plástico duro, eso sí, de un tacto bastante agradable.

opel-insignia-motoradictos (44)

Fuera de este detalle hay que destacar que el resto está muy bien resuelto, por ejemplo los asientos son muy cómodos y agarran el cuerpo muy bien en todo tipo de curvas. Frente al conductor encontramos un volante de diámetro quizás un poco grande muy bien resuelto al igual que en los Opel Astra (parte 1, parte 2) y su versión coupe (parte 1, parte 2) con un cuadro tras el mismo simplemente calcado a las versiones citadas.

A la derecha del mismo aparece una enorme pantalla para el navegador flanqueada por sendos aireadores, botones para luz de emergencia, ESP y demás mientras que bajo la misma encontramos la radio CD/MP3 con todas las funciones para el asistente de aparcamiento, sensores y configuración de sonido, bluetooth y demás, todo ello perfectamente integrado.

Finalmente encontramos el control del climatizador, mucho más simple que en el resto de unidades que habíamos probado hasta la fecha pertenecientes a Opel. Destacar a su vez los controles del navegador situados por delante del apoyabrazos central, controles más que simples que en un par de días a lo sumo podrás controlar sin tener que desviar siquiera la vista de la carretera, una solución muy bien resuelta por parte de los diseñadores e ingenieros.

opel-insignia-motoradictos (25)

Una vez más las plazas traseras son de gran dimensión y suficientes para dos adultos de estatura media. El problema viene de nuevo con la plaza central ya que para un adulto de 1.80 como es mi caso, simplemente no coges, es decir, sentado en esta plaza tendrás que doblar la espalda ya que erguido tendrás que doblar el cuello ya que simplemente no entras.

Finalmente llega el momento de despedir esta primera parte de la prueba no sin antes hablar del maletero de esta berlina, un espacio libre de 500 litros para mí más que suficiente para albergar el equipaje de cuatro adultos. Aun así, si hay más necesidad siempre podremos abatir los asientos posteriores para ganar casi 1.000 litros más de volumen libre.

opel-insignia-motoradictos (9)

Enlaces: Prueba Opel Insignia 1.4 T 140 caballos (Parte 1)
Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...