Motor, competición y nuevos lanzamientos

Los cinco mejores coches para perderse haciendo rutas por carretera

3

El verano ya está aquí, y es un tiempo propicio para salir a disfrutar de todos los parajes que se esconde nuestro país. Carreteras sinuosas con paisajes que quitan el hipo y que son una auténtica delicia recorrer en coche… pero aún más, si lo hacemos en un coche que nos transmita sensaciones y todo aquello que pase en la carretera. Por ello, hoy vamos a hacer una recopilación de cinco coches idóneos a nuestro juicio y que se encuentran en el mercado nuevos actualmente por debajo de los 50.000 euros.

Mazda MX-5

Un coche hecho por y para el disfrute, roadster biplaza con techo de lona de propulsión trasera. Motores atmosféricos de 1.5 litros y 131 CV y 2.0 y 160 CV poco gastones y un precio de partida que lo hace accesible prácticamente a cualquiera: desde 23.000 euros.

Además, Mazda ha sabido mantener muy bien las cualidades que generacionalmente han caracterizado al modelo: sencillez mecánica, peso ligero (por ejemplo, el MX5 de 131 CV tan sólo pesa 1050 kg, siendo más ligero incluso que el MX5 NA de primera generación), una agilidad sobre el asfalto lejos de toda duda y además, descapotable, que nos confiere una visión periférica de todo nuestro entorno mucho más amplia con la que poder perdernos por ejemplo en pueblos costeros de Cádiz… en resumen, un coche hecho por y para disfrutar de la conducción.

Toyota GT86

Un coche pensado por y para disfrutar de la conducción, como bien patente deja su puesta a punto, enfocada más a la transmisión de sensaciones más que al hecho de batir plusmarcas en circuitos. Sólo un motor -atmosférico- de dos litros bóxer gasolina de 200 CV y propulsión trasera y está disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades y otra automática también de seis, si bien, esta última no es aconsejable puesto que merma sus prestaciones y aumenta el consumo de carburante, además de hacernos perder sensaciones.

Lamentablemente y pese a este cóctel tan interesante, el GT86 está rozando el fracaso comercial. ¿El principal responsable? Su precio, que parte de los 32.990 euros, teniendo prácticamente el mismo precio que el Nissan 370Z, un vehículo que está un escalón por encima en empaque, prestaciones y motor.

Abarth 595

Pese a su veteranía, el Abarth 595 -que reemplazó al 500- sigue siendo un juguete tremendamente interesante, tanto por precio (a partir de 18.370 euros), como por las posibilidades que nos ofrece. Y es que, lo encontramos en diversas versiones (595, 595 Competizione y 595 Turismo), a lo que hay que añadir además una variante descapotable que también está disponible con todas las versiones anteriormente citadas.

Todos ellos parten del bloque 1.4 sobrealimentado, que en el caso del 595 tiene 145 CV, 165 en el 595 Turismo y 180 CV en el Competizione. Además, en este último podremos equipar en opción un autoblocante mecánico para mejorar aún más la motricidad. Ideal en cualquier caso, por su tamaño, para perderse visitando pueblos con encanto en Andalucía.

Ford Focus RS

Para muchos, el Focus RS más divertido hasta la fecha. Es el primero de los tres que apuesta decididamente por la tracción total y no lo hace de cualquiera manera: el sistema Ford Performance All-Wheel Drive de Ford, compuesta por dos embragues hidráulicos controlados electrónicamente que gestionan el par delantero y trasero capaz de desplazar hasta un 70% del par al eje trasero, y además, permitiendo también que un 100% del porcentaje inicial se pueda enviar a una sola rueda en caso de ser necesario a través del diferencial vectorial.

Cuenta con numerosas funciones para poder ser disfrutadas en circuito cerrado, como el ‘Drift Mode’ que nos ayudará a hacer derrapajes controlados del eje trasero o incluso una función de salida desde parado (Launch Control).

Su motor es el 2.3 EcoBoost de cuatro cilindros y 350 CV y para hacernos con él, tendremos que desembolsar algo más de 41.000 euros. Ahora que se acerca su ciclo final de vida, hay también un ‘Optional Pack‘ con una dotación todavía más interesante para aquellos que vayan a sacarle partido.

Nissan 370Z

No podemos acabar este listado sin hacer mención a uno de los modelos que conforman la dinastía Z de Nissan: el 370Z. Se trata de un coupé biplaza con un motor V6 de 3.7 litros y 328 CV de propulsión trasera, disponible tanto con una caja de cambios manual de seis velocidades como una automática de siete. En este caso, nos parece más interesante la manual, puesto que cuenta con un sistema denominado SynchroRev Control que eleva el régimen del motor a fin de poder prescindir de la fuerte retención que hallamos tras levantar el pie del embrague, siendo por tanto un efecto muy similar al que encontraríamos si realizamos la maniobra de punta-tacón.

Lo más interesante de este modelo es su precio: 32.900 euros. ¡Todo un chollo para un modelo de estas características y prestaciones!

Ahora te queremos hacer una pregunta… ¿cambiarías alguno de los modelos que citamos ciñéndote al presupuesto que nos marcamos como techo?

Si te interesa esta noticia...
  • A normal

    Hubiese mencionado representantes del segmento de los utilitarios deportivos. El Fiesta ST tiene una fama envidiable, el Peugeot 208 GTI es probablemente mejor que el legendario 205 GTI… son coches ágiles, muy rápidos, ligeros, divertidos de conducir, baratos de mantener y con consumos reducidos.
    El 370z es barato de adquirir pero sólo en consumo de gasolina ya es una ruina. Cambiaría el Focus RS por el León Cupra que con 300cv y poco más de 30k euros de precio tiene la mejor relación potencia/precio/prestaciones de todo el segmento de compactos deportivos.
    Otros modelos divertidos de conducir que añadiría: Mini Cooper, Fiat 124 y Porsche 718 Cayman si el presupuesto no es problema (como parece indicar el Focus RS)

  • Alberto Piqueras Ramos

    Estimado Carlos Rodríguez:

    Entiendo que en materia de gusto, todos podemos aportar, por lo cual, tu elección no deja de ser una especulación sobre lo que determina tu Leal, Saber y Entender, por lo tanto, cualquiera de nosotros con algunos o muchos conocimientos, podemos tener otros vehículos para disfrutar de las carreteras.
    De hecho, para mi, sacando el Ford Focus RS, los demás 4 que presentas, son totalmente descartables y mi mira apunta a otros sustancialemente mejores. No obstante es un tema de gustos. Con 72 años de edad y 58 de conductor con 2:650.000 kms., sin tener un roce en absoluto, participando en pruebas y viajando por varios continentes, jamás me inclinaría por alguno de los otros que presentas, pero es un tema de gustos y eso es muy difícil de congeniar.

    Saludos.

  • Carlos

    Gracias a ambos por vuestras respuestas. La verdad es que es un tema que da mucho juego y resulta muy complicado poder encajar en tan sólo cinco opciones los coches más divertidos para esta finalidad, puesto que también entran en juego preferencias personales de cada uno o incluso el tipo de conducción que más nos suela gustar, que en parte delimitará el tipo de tracción por el que nos decantemos en la mayoría de vehículos de nuestra lsita.