Motor, competición y nuevos lanzamientos

Algunos consejos antes de salir de viaje en verano

0

Estamos inmersos en plena operación salida, y como siempre, conviene recordar una serie de consejos prácticos y útiles a tener en cuenta para favorecer al máximo una conducción segura en nuestros desplazamientos y reducir así el riesgo de siniestralidad.

También tiene vital importancia los sistemas de seguridad de nuestro vehículo, que si tiene una antiguedad considerable, echaremos en falta muchos de ellos. En ese caso, siempre puedes optar por una web de tasación de vehículos para conocer el importe de tu vehículo y posteriormente ponerlo a la venta para hacerte con un modelo con mayor dotación de seguridad.

  • Revisar el coche antes del viaje: es imprescindible que revisemos el estado de los neumáticos (desgaste y presión), además del correcto funcionamiento de los frenos, niveles de aceite, agua, así como los distintos sistemas de seguridad con los que cuente nuestro coche.
  • Iniciar la marcha despejado: de la misma forma que no es recomendable empacharnos para evitar la somnolencia, también es importante que no salgamos con el estómago vacío y que estemos plenamente descansados. Y evidentemente, al mínimo síntoma de fatiga o cansancio, conviene parar para evitar sustos.
  • Exceso de equipaje: deberemos asegurarnos de la correcta fijación de todos los bultos que vayamos a transportar tanto en el habitáculo como en el maletero, puesto que en caso de impacto, el desplazamiento de dichos bultos puede resultar dañino o incluso mortal. Si el maletero se nos queda corto de capacidad, siempre podemos recurrir a un baúl de techo para complementar el espacio de almacenamiento.
  • La seguridad de los niños, primordial: si queremos que nuestros pequeños viajen con total seguridad, resulta imprescindible el correcto empleo de los sistemas de retención infantil, y esto incluye tanto la correcta elección de la misma en función de su edad y estatura, además de su instalación y uso correcto. También es más que recomendable mantenerlos distraídos con alguna película o similares para evitar que de esta forma nos puedan molestar en nuestra conducción o aumentar nuestro nivel de estrés.
  • Realizar paradas periódicas: también es importante realizar paradas cada dos horas, para así poder estirar las piernas y eliminar la fatiga y el estrés.
  • La posición al volante es importante: ajustando correctamente la altura, inclinación del respaldo, altura del reposacabezas, además de los respectivos ajustes del volante nos aseguraremos una mejor ergonomía que reducirá nuestro cansancio cuando transcurran los minutos.
Relacionado