Motor, competición y nuevos lanzamientos

Audi A3 2012, presentación en Palma de Mallorca (parte 1)

2

La semana pasada asistimos a Palma de Mallorca a la presentación de la nueva generación del compacto de Audi, el A3, uno de los pilares de ventas de la marca (pese a que la familia del modelo no tiene ni dos décadas) y que ahora llega su tercera generación al mercado, que continúa destacando al igual que en sus anteriores generaciones por unas excelentes terminaciones en el interior, amplias posibilidades de equipamiento, una carga tecnológica que quita el hipo y una gama de motores muy variada para todo tipo de público.

Como viene siendo tradicional, Audi es continuista con el diseño exterior, sin hacer nada especialmente rompedor ni extravagante (como suelen decir… si algo funciona, no lo toques), no han cambiado significativamente las líneas, pero sin embargo creo que han logrado hacer un diseño fresco y actual pero que destila más agresividad y deportividad en sus líneas que el modelo al que reemplaza, incluso en versiones básicas. Otros competidores del segmento apuestan por diseños más rompedores, sin embargo, en muchos casos, un diseño muy rompedor puede tener una fecha de caducidad -hablando siempre de la vistosidad del mismo- respecto a un diseño más continuista.

Diseño

La tradición de una calandra grande y llamativa continúa patente en el nuevo A3, con unas ópticas muy similares a las empleadas en el A6 que debido a su tamaño y disposición le dan un toque agresivo. Como no podía ser de otra forma, en las ópticas delanteras no faltan las luces LED diurnas, cada vez más populares entre los coches de casi todos los segmentos, y más aún en el caso de Audi que fue de los primeros fabricantes en implementar masivamente este sistema de iluminación diurna en su gama de modelos. Otro aspecto también común a otros modelos de la casa es la marcada línea de cintura.

DSC_0244wtmk

En lo que respecta a medidas, mide 4,24 metros de longitud, 1,78 de anchura (+12 mm adicionales respecto a la anterior generación) y 1,42 de altura, con una batalla de 2,60 metros (+22 mm). Como habrás podido comprobar durante la última década, los fabricantes han ido aumentando generación tras generación el tamaño de sus modelos, siendo un problema para algunos de los clientes que no tenían plazas de garaje válidas para esas dimensiones, es de agradecer que Audi haya mantenido las medidas en términos generales.

Otro aspecto también interesante y del que algunos fabricantes vienen poniendo en práctica desde hace algún tiempo debido al notable aumento de peso que han sufrido sus modelos durante los últimos años, es que por término general, todos los A3 de nueva generación ven reducida su cifra sobre la báscula. Por ejemplo, en asociación al propulsor 1.4 TFSI su peso se reduce comparativamente con la anterior generación en 80 kg, en el caso de la versión diésel 2.0 TDI la diferencia es inferior, unos 40 kg, todo ello pese a que aumenta ligeramente algunas de sus cotas, y naturalmente cuenta con mayor tecnología tanto en el apartado de confort como en el de seguridad, que eso siempre repercute en mayor peso al contar con más sistemas.

Interior

Tradicionalmente, el A3 siempre ha sido un referente entre los compactos por sus acabados y terminaciones. Esta generación no es una excepción, y toma el relevo de las anteriores, con unos acabados de primer nivel y una buena carta de opciones de personalización interior a la hora de comprar el vehículo para que se adapte más a nuestros gustos.

La calidad percibida es mayor en su interior en términos generales respecto a la anterior generación. Abundan plásticos mullidos y agradables al tacto, incluso en lugares donde no esperábamos encontrar  plásticos mullidos, como algunas zonas de la consola central.

DSC_0251wtmk

A nivel de diseño, se ha apostado ahora por algo bastante diferente a lo que nos tenían acostumbrados: la sencillez. Y es que, nada más subirnos a los mandos del A3 nuevos podemos ver una notable carencia de botones respecto a otros modelos, pero no porque se prescindan de funciones, sino porque se centraliza más el control de ellas desde ciertos mandos para así ganar en intuitividad y poder tener una estética más “limpia” y sencilla. Inicialmente, esto puede resultar todo lo contrario hasta que nos acostumbremos a este tipo de manejo, pero una vez acostumbrados a muchos le parecerá más intuitivo. Otro aspecto destacable es que se prescinde del freno de mano mecánico para optar a uno eléctrico, algo que permite ganar más espacio, pero que es algo que detestan los más conservadores.

Las salidas de aire con forma circular del salpicadero le dan un toque deportivo al habitáculo, y estas pueden cerrarse o abrirse girando el aro que las rodea, y el flujo de aire puede controlarse a través de la pieza que contienen en el centro. Los ocupantes de las plazas traseras también cuentan con salidas de aire tanto en la consola como en el suelo para un mayor confort.

La habitabilidad resulta similar al A3 de anterior generación, sin embargo, Audi afirma que hay una altura libre con el techo ligeramente más amplia, y mayor espacio para las piernas. Personalmente, la habitabilidad de las plazas traseras -por el espacio para las piernas- no me ha parecido muy sobresaliente, y quizá para personas altas pueda hacerse incómodo ir atrás en viajes largos.

Respecto a los asientos, además de estar en múltiples tipos de tapicería, también existen otros más deportivos que vienen incluidos en el kit S-Line. Los asientos del kit S-Line en primera instancia son mixtos piel/tela, si bien también podemos optar por elegirlos íntegramente en piel.

Finalmente, la capacidad del maletero es de 365 litros, una cifra similar a la de modelos como el Volkswagen Golf y BMW Serie 1, ampliables a 1.100 litros si abatimos las dos plazas posteriores. El piso del maletero además tiene dos alturas diferentes.

Multimedia

Como comentábamos, el interior es sencillo pero vistoso. Para su sencillez, se ha recurrido a cambiar la ubicación de ciertos elementos a otros lugares menos típicos. Por ejemplo, el lector de CD/DVD, así como de tarjetas de memoria lo tenemos en la guantera del pasajero, mientras que en la guantera central tenemos una conexión USB que nos sirve para recargar nuestro smartphone o gadget favorito.

En caso de contar con navegador, contamos con una pantalla ubicada de 7 pulgadas en la parte superior del salpicadero y que a diferencia de su anterior generación no está integrada, puesto que se pliega/despliega de forma eléctrica y automática (si bien tenemos opción también de hacerlo cuando queramos a través de un botón).

DSC_0182wtmk

Para gestionar el navegador, podemos hacerlo a través de la rueda que encontramos en la consola central y los botones que la rodean, permitiéndonos navegar por todos los menús cómodamente. Esta rueda (MMI Touch) resulta muy interesante por varios aspectos: es giratoria y táctil. Pero aún más interesante a nuestro parecer es que al ser una rueda táctil, nos permite dibujar letras o números sobre ella para escribir por ejemplo más rápido las direcciones en el navegador o para usar el teléfono, y el reconocimiento era bastante bueno.

También nos resultó muy llamativo el Audi Connect, mediante el cual, haciendo uso de la conexión a internet por tarifa de datos, podíamos ver la calle que quisiéramos a través del servicio de Google Street View, o consultar en tiempo real la información de tráfico.

Si te interesa esta noticia...