Motor, competición y nuevos lanzamientos

Lotus desembarca el nuevo 3-Eleven el Goodwood: Radicalidad en su punto más álgido

0

Este es el Lotus de producción más caro pero de forma simultánea, el más rápido. Y el Festival de velocidad de Goodwood ha sido el escenario elegido por parte de la firma británica para presentar esta evolución más radical de los Elise y Exige donde, como acostumbra la marca, se ha estudiado concienzudamente cada gramo, pero además, en esta ocasión, está provisto de una motorización considerablemente potente.

Su producción estará limitada únicamente a 311 unidades, si bien, hasta Febrero de 2016 no arrancará su producción y distribución en Abril. Contará con material pata negra en su conjunto: desde unos amortiguadores de Öhlins ajustables con muelles Eibach, llantas de aluminio forjadas de 18 pulgadas en el eje delantero y 19 pulgadas en el trasero con neumáticos Michelin, frenos de cuatro pistones de AP Racing, además de un ABS debidamente ajustado.

Lotus desembarca el nuevo 3-Eleven el Goodwood: Radicalidad en su punto más álgido 2

Como puedes observar, su interior está desprovisto de techo y es monoplaza, aunque cuenta con un arco antivuelco tras el asiento. El chasis es de aluminio y la carrocería está hecha de materiales compuestos, logrando de esta forma que su peso total se sitúe en unos 900 kg en el mejor de los casos.

Vamos a atacar primero al corazón de la bestia: el motor. Se trata de un V6 sobrealimentado con una cilindrada de 3.5 litros y una potencia de 450 CV y 450 Nm de par motor montado en posición central trasera. Está enlazado a una caja de cambios manuald e seis velocidades y transmite su potencia a las ruedas traseras mediante un diferencial de deslizamiento limitado, además de un control de tracción para mejorar la motricidad en las salidas.

Lotus desembarca el nuevo 3-Eleven el Goodwood: Radicalidad en su punto más álgido 3

Gracias a su bajo peso, con este motor es capaz de lograr un espectacular 0-100 en torno a los 3 segundos, con una velocidad máxima de 289 km/h. En circuitos como Nürburgring ha sido capaz de rodar en 7:09 y en otros como el de Hethel propiedad de Lotus, en 1:22. Es decir, es 10 segundos más rápido en este último circuito que el Evora 400.

Su precio será de 115.000 euros para la versión de calle, y 134.000 euros para la versión de carreras, que cuenta con un kit de carrocería más agresivo, asiento de conductor FIA con arnés de seis puntos, además de caja de cambios secuencial.

Lotus 3-Eleven

Si te interesa esta noticia...