Mazda CX-7 2010

47

Mazda presenta el restyling del CX-7, un SUV con un atractivo diseño al que la marca nipona le ha realizado una serie de retoques estéticos para hacerlo más actual, así como la inserción de novedades en los propulsores.

A pesar de que esto último pueda hacerle pensar a alguno la introducción de un motor diésel, no es así (recordemos que el CX-7 no dispone de motores diésel, lo cual limita mucho sus ventas en algunos países). El motor en cuestión es un 2.5 litros atmosférico asociado a una caja de cambios automática de cinco velocidades que entrega una potencia de 161 caballos a 6.000 rpm y 220 Nm a 3.500 rpm.

Estéticamente, destacamos la incorporación de un nuevo paragolpes frontal presidida por una enorme parrilla, así como un nuevo paragolpes posterior y algún cambio de menor importancia. En su interior, son más numerosos los cambios, contando ahora con un nuevo volante, nuevos relojes, asiento del conductor regulable eléctricamente con memoria de tres posiciones, pantalla TFT de 4,1″, sistema para controlar los ángulos muertos, etc.

 

Vía: Mazda