Motor, competición y nuevos lanzamientos

Porsche 911 Turbo Cabrio, al descubierto

0

Porsche 911 Turbo Cabrio

Desde Porsche nos llega toda la información relevante y unas fotos oficiales que han sido esperadas a lo largo de bastante tiempo. Era de suponer que por muchas fotos que viésemos, aún sin camuflaje, no era suficiente. Hoy, por fin la espera ha terminado: ya podemos ver y leer acerca del nuevo 911 Turbo Cabrio.

Las obras maestras no pasan desapercibidas, tal vez sea esa la razón por la que este 911 lleve ya 20 años continuando la mágica tradición, que parece no tener fin. Porsche ha reunido los coeficientes máximos de deportividad, tecnología y la pasión de un descapotable, algo que parece imposible, pero que hoy se ha demostrado que no es así.

Uno de los aspectos que más se ha cuidado en la última versión a la espera del GT2, es su eficiencia en carretera, puestos que bajar las prestaciones y subir el consumo es el mayor problema de los descapotables, ¿Por qué no solucionarlo? Esto es algo que se han planteado, y cómo no, lo han vuelto a hacer. Con un peso añadido de 70 kilos, mantiene prácticamente el mismo consumo que su hermano coupé, con una aceleración y una velocidad máxima casi idénticas en ambas versiones. Fantástico, ¿Verdad?

Las prestaciones en aceleración son de 4.0 segundos en la versión manual y de 3.9 en la versión Tiptronic, cifras que casi no se pierden respecto al coupé, muy conseguidas y gran reflejo del esfuerzo. Lo mejor no queda ahí, pues ya sea manual o automático, ambos llegan sobradamente a los 300km/h, anunciado oficialmente 310km/h, al igual que el original. Por otra parte, el consumo mixto no llega a los 13 litros cada 100 kilómetros, ¿Difícil de creer siendo descapotable, y con 480 caballos en el trasero?

Una novedad importante es el añadido opcional denominado Sport Chrono Turbo Package, que con su función de overboost, es capaz de aumentar el par a 680Nm por momentos. La capota cuenta con 3 capas y sólamente necesita 20 segundos para esconderse o posicionarse, con un balance perfecto.

La seguridad también ha sido un aspecto cuidadísimo, con un chasis reforzado especialmente para la versión Cabrio y una protección anti-vuelco automática colocada detrás de los asientos, para evitar el mayor riesgo posible a los ocupantes en caso de accidente y vuelco.

Elementos que ayudan a la estabilidad del coche y a la eficiencia son el control de estabilidad de Porsche (PSM), el control activo de suspensión (PASM), y la tracción total (PTM), tres elementos indispensables que hacen del 911 Turbo Cabrio una excelente máquina, rápida y segura.

Aunque cuenta con uno de los mejores kit de frenos de la firma alemana, también tiene disponibles como opción los famosos frenos cerámicos de Porsche (PCCB), por si quieres aumentar la seguridad y las prestaciones. Como elementos de serie, también cuenta con faros bi-xenon, aire acondicionado, deflector de viento, el módulo de comunicación (PCM), llantas de 19 pulgadas, y equipo de sonido BOSE. ¿Qué más se puede pedir?

Esta versión se añade a la larga lista de versiones, ampliando de gran manera la capacidad de elección. Empezando con el 911 Carrera como base y con versiones dentro de él, pasamos por el Targa, orientado a los que les gusta un cielo visible pero no abierto, y las versiones más deportivas: Una, un verdadero coche de competición adaptado a la calle y atmosférico, el GT3. Luego, tenemos el -aún por llegar- GT2, que, siendo turbo, también planea ser una especie de hermano del anterior mencionado, con la opción para aquellos que prefieran un turbo antes que un atmosférico, con el añadido de potencia, claro.

Para terminar tenemos los modelos Turbo, ya sea coupé o descapotable… Esos que han hecho a la firma especial, que le han dado un toque único a lo largo de todas estas décadas, y que lo sigue haciendo.

En definitiva, una obra maestra más de Porsche, otra serie más del 911 que se sigue sumando a su histórica leyenda y mito, que sigue tan vivo como el primer día.

Vía: Porsche

Si te interesa esta noticia...