Motor, competición y nuevos lanzamientos

Vídeo: BMW M4 contra el BMW i8, frente a frente, ¿cuál es el vencedor?

0

Por filosofía y planteamiento, tanto el BMW i8 como el BMW M4 no son coches concebidos para ser únicamente campeones de rectas, sino para ir mucho más allá dinámicamente. Ahora bien, eso no quita que en muchas ocasiones, las cifras puras y aceleración sobre una recta puedan ser una métrica de interés para nosotros.

En cualquier caso, son dos coches que por su configuración mecánica presentan diferencias bastante notables entre sí. En el caso del i8, nos encontramos ante un deportivo concebido desde su nacimiento para ser híbrido en el que se emplean fundamentalmente aluminio y fibra de carbono para lograr un peso total de 1.490 kg, y contando con una potencia total de 362 CV fruto de la suma de un motor gasolina de tres cilindros y otro eléctrico, cada uno encargado de un eje diferente. Además, cuenta con la particularidad de poder recorrer 35 kilómetros de distancia en modo completamente eléctrico.

El M4, por su parte, en esta nueva generación abandona el V8 atmosférico para traer en su lugar un seis cilindros en línea sobrealimentado de tres litros con dos turbocompresores y una potencia de 431 CV, transfiriendo su potencia al eje trasero y pudiendo contar con una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de doble embrague y siete velocidades, en las que, además, curiosamente, no existe una diferencia de precio tal y como suele suceder cuando nos ofrecen ambas posibilidades.

Aún con la diferencia de potencia existente entre ambos, el M4 requiere de 4,3 segundos para alcanzar los 100 km/h, necesitando el i8 tan sólo 4,4 segundos, por lo que la cosa parece bastante igualada. Si ves el vídeo que te mostramos a continuación con una drag race entre ambos, podrás ver en línea recta y saliendo desde parado la diferencia prestacional existente entre ambos.

Relacionado