Motor, competición y nuevos lanzamientos

Desde Chicago: nuevo Ford GT

0

El Salón del Automóvil de Chicago ha abierto sus puertas y si bien es cierto que es un salón claramente orientado al mercado norteamericano y no tan internacional como el de Detroit, presentaciones y asistencias como la del nuevo y esperadísimo Ford GT, no podemos pasarlo por alto. Porque de aquí en adelante en cada salón que aparezca el GT nos vamos a quedar con la boca abierta, porque estamos ante lo que no esperábamos, y lo que nos ha sorprendido. Con mayúsculas.

Desde que debutase en el Salón del Automóvil de Detroit, Ford no ha trascendido más detalles del nuevo GT más allá de los que sabemos, que a ciencia cierta son pocos respecto a lo que nos gustaría. Pero hay que ser pacientes y por lo pronto, el Ford GT que vemos debutando en el salón de Chicago lo hace con otro color de carrocería, dejando entrever aún más el uso intensivo de la fibra de carbono en toda la construcción del exótico estadounidense. 

Una apuesta brutal, decisiva y global

Desde Chicago: nuevo Ford GT 2

El Ford GT que hemos descubierto este año se presenta con un chasis monocasco desarrollado en fibra de carbono, combinándose con aluminio para terminar gran parte de la carrocería y elementos vitales de la aerodinámica como por ejemplo, los bajos o los difusores tanto delantero como trasero. En general, el look del Ford GT es brutal se mire por donde se mire y es que para ser americano (y esto es un tópico, lo reconozco) cuenta con un look exótico puro y duro. Sin decir adiós en absoluto a la imagen y esencia original del legendario GT40, y saludando a la par un diseño nuevo y evolutivo que estará en consonancia y en gran medida, con los exóticos europeos de similar calibre y potencia. Que no es poca.

A falta de detalles, expectativas por las nubes

Desde Chicago: nuevo Ford GT 3

Ford no ha publicado apenas detalles de la mecánica o el chasis, pero sí los suficientes para que nos hagamos una idea de lo que nos espera. Se dice adiós al esquema del ocho cilindros para dejar paso a un V6 EcoBoost con doble turboalimentación y colocado de manera central-trasero. La potencia, sin estar confirmada por Ford, supera los 600 caballos dejando entrever que estará en un mercado similar a otros como por ejemplo, el Ferrari 488 GTB o el Lamborghini Huracán LP 610-4. Sin confirmar el peso neto final, la marca del óvalo confirma que contará con una de las mejores relaciones peso-potencia del mercado en el sector donde competirá el Ford GT. ¿Quién dijo menos de 1.300 kilos de peso? El uso intensivo de fibra de carbono y aluminio será clave para conseguir tal afirmación.

La transmisión es de doble embrague y 7 velocidades, a falta de más información de Ford. La marca norteamericana se ha esforzado en otorgar un producto apasionante y que llegue mucho más alto de lo que alcanzó el último GT40 que conocimos, del pasado año 2004. Esta vez las cosas cambian, y estaremos ante un GT mucho más dinámico, potente y eficaz en todos los aspectos. Con una comercialización y puesta en venta prevista para finales de este mismo año, ¿lo veremos debutar en Europa durante el salón suizo?

Desde Chicago: nuevo Ford GT 4

Fotos: Carscoops

Si te interesa esta noticia...