El Infiniti GT-R podrá ser una realidad

0

Nissan GT-R

El Nissan GT-R es una bomba, nadie lo duda. En su fase inicial y aún sin comercializarse en la mayoría de mercados ya ha demostrado de lo que es capaz de hacer. Es una galina que pone huevos de oro, y sabiéndolo, no lo pueden dejar pasar y exprimirlo cada centímetro.

Por ello, no hay razón por la que un Infiniti GT-R pueda existir. Una versión de lujo del actual deportivo insignia sería todo un ganador en su segmento, estando por encima del GT-R en equipamiento y calidad a nivel global pero sin sobrepasarlo en agresividad y potencia bruta. Imaginémonos por un momento un GT-R con un aspecto ligeramente diferente, y un empaque más alto. ¿Qué nos queda? Un auténtico coupé deportivo de lujo, y quién sabe si va más allá…

Es difícil, pero si el fabricante nipón instalase un propulsor más potente en la variante Infiniti podría conseguir, incluso, un rival del Ferrari 599 GTB. Puede sonar a una locura, pero visto lo visto con el Nissan, no hay razón por la que no creer en un milagro de estas características. Al fin y al cabo, la versión V-Spec está rumoreado que llevará el propulsor llevado hasta casi los 600 caballos.

¿Qué nos queda? Esperar, sólo esperar. Quizás sólo es una variante con un empaque ligeramente superior y más de lo mismo, pero si se tiran a la piscina… las cosas pueden ser muy distintas.

Vía: Leftlane