Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Volvo XC90 Polestar ya está más cerca, competirá con el BMW X5 M

0

La nueva generación del Volvo XC90 se presentó a mediados del pasado año y desde octubre ya se dieron a conocer los precios del SUV más grande de la marca sueca. Y es que el XC90 se posiciona como una alternativa muy interesante a otros SUVs de tamaño y mercado similar que son por lo general de mayor coste, como el Audi Q7 o el BMW X5. Con el fin de competir al máximo frente a frente, está claro que es solo cuestión de tiempo que el Volvo XC90 Polestar, sea una realidad.

A lo largo de este año hemos indagado en más de una ocasión en torno a este proyecto, ya en febrero se divulgó que el XC90 Polestar llegaría próximamente y que estaría disponible tanto en versión diésel como gasolina. De momento, desde Volvo contemplan la idea de posicionar en el mercado un XC90 mucho más radical y deportivo, idóneo para los que busquen incluso un SUV apto para rodar en circuitos de manera ocasional. Y con esto en mano, ¿qué mejor que tomar la base del XC90 T8?

Híbrido y con más de 500 caballos
Volvo-XC90-2015-1

El Volvo XC90 Polestar derivará del XC90 T8, el actual tope da gama y también el híbrido de la gama. El XC90 T8 desarrolla una potencia neta de 408 a través de un motor de combustión interna de 2.0 litros y 4 cilindros que aporta 320 cv, junto con un motor eléctrico que opta a los 88 cv. El XC90 Polestar podría contar con dos motores eléctricos de igual capacidad y junto con unos retoques en la electrónica y la mecánica en general, volar hasta los 500 caballos manteniendo un consumo mixto que no superará en ningún caso los 2.5 litros por 100 kilómetros recorridos. ¿Qué te parece? Antes de que finalice la década, estará totalmente asentado en el mercado.

Relacionado