Mercedes Clase S Cabrio: Lujo sin capota

0

Tras varias semanas con algunos teasers e informaciones que nos desnudaban poco a poco el nuevo Clase S Cabrio, finalmente Mercedes ha levantado el telón de acero y podemos conocer en todo su esplendor el Clase S Cabrio, uno de los descapotables más lujosos y refinados del mundo en la actualidad. Dicho esto, y a falta de poder verlo en vivo en el próximo Salón de Fráncfort, vamos a pasar a analizar un poco mejor qué es lo que aporta esta variante a la ya nutrida gama del Clase S formada por la berlina y berlina de batalla larga.

Sólo V8

El Clase S Cabrio únicamente recurre a los ocho cilindros para mover sus más de dos toneladas de peso del conjunto. Para ello, emplea el S500 con el V8 de 4.6 litros y 455 CV y cambio automático 9G-TRONIC como motor de acceso a la gama, mientras que por encima de él ya acabamos directamente en los brazos de AMG, con el Mercedes-AMG S 63 4MATIC Cabrio y su V8 biturbo de 585 CV a 5.500 vueltas con 900 Nm de par, contando además con tracción a las cuatro ruedas y realizando el 0-100 km/h en 3,9 segundos.

Mercedes-Benz S-Klasse Cabrio ( A 217 ) 2015. S 500 mit AMG-Line, Alanitgrau magno, Leder bengalrot/schwarz, Verdeck rot.

Capota de lona en cuatro tonalidades

La capota, tal y como ya conocíamos, es de lona. Puede elegirse entre cuatro colores diferentes: granate, beige, azul oscuro y negro. Puede accionarse hasta una velocidad de hasta 60 km/h, con un accionamiento totalmente eléctrico, necesitando la operación de 20 segundos para realizarse en su totalidad, pudiendo accionarse desde el interior del mismo o a distancia a través del mando del vehículo.

Está construida con tres capas (una de ellas, una capa de butillo) todo con el objetivo de lograr unos niveles de aislamiento y confort en marcha.

Descapotable, sí, pero no más pesado

Cuando se realiza un descapotable sobre una base Coupé (comparte con él un 60% de los componentes de carrocería y chasis), generalmente, tiende a pensar considerablemente más debido a que además de incorporar el motor encargado del plegado y desplegado del techo, también hay que añadir numerosos refuerzos a la carrocería para compensar esa pérdida de rigidez. Para no incrementar prácticamente su peso y mantenerlo casi en las cifras del Coupé, se ha optado por el empleo de materiales ligeros como aluminio o magnesio en muchas zonas de su chasis.

Climatizador THERMOTRONIC y AIRSCARF

Mercedes-Benz S-Klasse Cabrio ( A 217 ) 2015. S 500 mit AMG-Line, Alanitgrau magno, Leder bengalrot/schwarz

Además de contar con el sistema AIRSCARF que te permitirá mitigar el frío cuando vayas descapotado con bajas temperaturas al emanar calor desde los reposacabezas de los asientos, no menos importante es el THERMOTRONIC, uno de los sistemas de climatización más avanzados a nivel mundial y que varía su funcionamiento en función del nivel de UV, la temperatura exterior y de si la capota está o no abierta.

AIRCAP: Reduciendo aún más las turbulencias

Si has ido en un descapotable, sabrás que uno de sus principales problemas descapotado son las turbulencias que se generan por el aire en el habitáculo, algo que se soluciona con un deflector de aire. Desde Mercedes han querido ir más allá con el AIRCAP que despliega unos deflectores tanto en los asientos traseros así como en el marco de la luna delantera para mitigar al máximo posible la generación de turbulencias.

 

Mercedes Clase S Cabrio 2015

Si te interesa esta noticia...