Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Prueba Audi RS3 (parte 1)

Prueba Audi RS3 (parte 1)

Prueba Audi RS3 (parte 1)

Después de una larga espera finalmente en MotorAdictos hemos tenido la oportunidad de probar uno de los compactos más potentes y radicales del mercado, nada menos que el Audi RS3, un vehículo que no solo es exclusivo sino divertido y rápido gracias a un motor de cinco cilindros capaz de ofrecer 340 caballos junto a una configuración y puesta a punto simplemente fantástica.

Todo esto puede sonar muy interesante pero no solo por aceleración o velocidad punta se compra un vehículo, son muchas las “cosas” que han de enamorarnos y precisamente el modelo que ves en pantalla tiene un rival de mucho nombre, nada menos que el BMW Serie 1 M, vehículo con el que comparte potencia y un precio muy parecido. Veamos qué ofrece Audi para intentar convencernos.

Prueba Audi RS3 (parte 1)

Estética

Uno de los rasgos más llamativos del Audi RS3 es su estética. Lamentablemente no tan diferenciada como nos gustaría aunque sí que cuenta con varios detalles más que llamativos que no dejarán a nadie indiferente a su paso. Todo propietario de un RS ha de comprender que tienen verdaderos deportivos en su garaje, pero solo diferenciables a simple vista para todo aquel que verdaderamente sabe lo que tiene ante sí.

Antes de empezar a destacar sus detalles hemos de tener muy claro que estamos ante el Audi A3 más bestia de todos los tiempos, un pequeño compacto de carácter y comportamiento muy deportivo capaz de lo mejor y lo de peor. Destacar que estamos ante un vehículo de 4.30 metros de largo, misma longitud que un Audi A3 Sportback normal con una anchura de 4.291.9 metros, esta medida sí que es un poco más ancha de lo esperado, concretamente 30 mm.

Si nos situamos frente a este llamativo modelo lo primero en lo que nos fijaremos seguramente sea en las enormes entradas de aire situadas bajo los faros delanteros. Justo en el centro una enorme parrilla decorada con una estructura en nido de abeja, muy típico de la gama RS. Nuestra unidad de pruebas presentaba un fantástico paquete en el que se presenta la parte baja del paragolpes así como ciertos detalles por toda la carrocería en color gris mate.

Prueba Audi RS3 (parte 1)

Tan sólo fijando tu vista en la parte delantera te das cuenta de que estás ante algo grande, sin lugar a dudas a esta perspectiva ayuda mucho la presencia de unas aletas mucho más marcadas destinadas a albergar las nuevas llantas de aleación de 19 pulgadas calzadas con neumáticos de alto rendimiento en 225 mm. Tras las llantas llama bastante la atención unos enormes discos de freno de 370 mm de diámetro para el eje delantero y 310 mm para el trasero con pinzas de hasta cuatro pistones.

Llega el momento de pasar a la parte trasera donde quizás las únicas novedades pertenecientes a este modelo es precisamente el voluminoso alerón trasero situado sobre la luna o el precioso difusor trasero pintado en color negro brillante que aloja a su izquierda una simplona salida de escape doble. Personalmente prefiero las voluminosas salidas dobles ovaladas de los restantes pertenecientes a la gama RS.

Prueba Audi RS3 (parte 1)

Interior

Con tan sólo ver los detalles estéticos que presenta este modelo empiezas a comprender que estás ante una bestia, más aún si sabes qué tipo de vehículo tienes ante ti. Debido a esto con más ganas aún tomarás las llaves para abrir las puertas y ver qué ofrece un vehículo como el que ves en pantalla.

En esta ocasión el modelo montaba los típicos asientos deportivos de Audi con una inscripción RS3 en el respaldo. Sin lugar a dudas se echan en falta unos de tipo buquets como lo que tuvimos la oportunidad de probar en el Audi TT-RS (parte 1, parte 2). Aun así, hay que destacar que estos asientos sujetan el cuerpo muy bien lateralmente e incluso no son tan duros como deberíamos esperar permitiendo hacer viajes largos con cierta comodidad sin llegar con la espalda literalmente rota.

Prueba Audi RS3 (parte 1)

Una vez te sientas y te pones cómodo te das cuenta que, salvo por ciertos detalles y emblemas repartidos por el habitáculo, por ejemplo en volante y tacómetro, en poco o nada se diferencia de un Audi A3 “normal“. Esto que digo lo puedes comprobar tu mismo viendo las fotos de esta entrada con las del Audi A3 que probamos hace algo más de un año (parte 1, parte 2).

Por ejemplo nuestra unidad de pruebas estaba equipada con un precioso volante tapizado en cuero, sistema de navegación y levas en aluminio situadas tras el volante, algo muy útil cuando quieres hacer una conducción mucho más deportiva. De forma general los acabados son muy buenos y los detalles propios de un vehículo cuyo precio supera los 50.000 euros

Antes de despedirme hasta la segunda parte de la prueba tan sólo destacar que además de prestaciones deportivas el modelo que ves en pantalla cuenta con espacio suficiente para cuatro adultos con un maletero de 302 litros de capacidad ampliables a los 1.032 litros si abatimos los asientos traseros.

Prueba Audi RS3 (parte 1)

Enlaces: Prueba Audi RS3 (parte 2)
Fotos: SMJ

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario

  • Alberto Piqueras Ramos

    Interesante vehículo, el cual habría que hacerlos moverse juntos con el BMW Serie 1 M, ojo no existe el M1, esto es otra cosa.
    De paso le pido al redactor que corrija el ancho de 4,29 m., pues es un error pues difícilmente supere el 1,90 m.

    Saludos.

  • Alberto Piqueras Ramos

    Sr. J.L. Arboleras:

    Ya que soy de los poquísimos comentarista, es conveniente por respeto a los protocolos de la correspondencia que contestes cuando sete hace alguna observación a una nota que tu registras.
    Errar es muy común y cuando se tiene la suerte que alguien te lo hace ver, más aún es la obligación en responder. Esta es la segunda vez consecutiva que te hago una observación sin tener contestación.

    Saludos.

  • Alberto Piqueras Ramos

    Sr. J.L. Arboleras:

    Ya que soy de los poquísimos comentarista, es conveniente por respeto a los protocolos de la correspondencia que contestes cuando sete hace alguna observación a una nota que tu registras.
    Errar es muy común y cuando se tiene la suerte que alguien te lo hace ver, más aún es la obligación en responder. Esta es la segunda vez consecutiva que te hago una observación sin tener contestación.

    Saludos.

  • JL Arboledas

    Hola Alberto Piqueras Ramos:

    Siento no haber podido contestar antes pero hemos estado muy atareados debido a ciertos problemas. Muchas gracias por tu correción, la verdad es que se me pasó un número.

    Un Saludo

  • Alberto Piqueras Ramos

    Sr. J.L. Arboleras:

    Primero se le contesta al que te hizo ver el error y después se corrige, falta total de Honestidad Intelectual.
    Eso no se hace.

  • JL Arboledas

    En cuanto al error sobre la anchura del modelo, creo que primero le he contestado y luego lo he cambiado, a la vista está que, en vez de corregirlo sin más y editar la entrada he preferido mostrar el error, tacharlo y hacer ver que lleva razón

    Un Saludo