Seat desarrolla HIL, el nuevo sistema de simulación de ECUs

7
Hardware in the Loop

Más concretamente Hardware in the Loop, HIL es un simulador de comportamiento electrónico de las centralitas desarrolladas por SEAT, que simula a la perfección cada ápice electrónico, especialmente el comportamiento del control de estabilidad (ESP)

Utilizando un ordenador periférico y un tacómetro virtual, el usuario puede controlar al instante y en tiempo real todos los cálculos del ordenador, que se desarrollan en tiempo real al mismo tiempo que es capaz de rodar virtualmente en cualquier situación real, mostrando a su vez la actuación del ESP y de otros sistemas electrónicos.

Con HIL hay disponibles más de 700 pruebas acerca de estos sistemas, que controla la evolución de los componentes electrónicos y del software. Con este sistema, SEAT se posiciona en un nivel más cercano a sus hermanos Volkswagen y Audi.

Teniendo Hardware in the Loop a partir de ahora SEAT se ahorrará los enormes costes de los prototipos y podrá calcular y desarrollar eficazmente gran parte de la electrónica del coche. La nota de prensa, dentro.

Nuevo simulador “Hardware in the Loop”
en el Centro Técnico de SEAT

El Centro Técnico de SEAT demuestra su alto potencial en I+D+i con esta nueva instalación, un simulador “Hardware in the Loop” (HIL) para analizar el comportamiento del ESP en el departamento de Electrónica de Chasis, inaugurado el pasado 5 de octubre en el Centro Técnico de SEAT.

Con el simulador de HIL, se simulan las pruebas de comportamiento del programa electrónico de estabilidad, ESP, en todas las situaciones de conducción. Se trata de más de 700 simulaciones en las que, de forma sistemática, se comprueba que la centralita ESP se comporta de acuerdo con sus especificaciones y muestra al conductor la información correspondiente.

Mediante su ordenador de cálculo en tiempo real, el sistema consigue simular todo un entorno dinámico de conducción virtual, de forma que la centralita actúa en condiciones de trabajo en el vehículo. Por otro lado, las reacciones del sistema se pueden observar en el cuadro de instrumentos instalado en la parte frontal. Sin embargo, el control de las tareas del HIL se monitoriza mediante un ordenador periférico en el que se almacenan y visualizan los resultados, así como las variables que definen al vehículo objeto de la prueba.

Además de la aplicación principal mencionada, el simulador HIL tiene otras aplicaciones. Entre ellas destacan la verificación de las evoluciones de software de las centralitas ESP, una diagnosis completa del sistema y también su interacción con el resto de elementos electrónicos del vehículo.

“Con el simulador de HIL, SEAT profundiza su know-how de electrónica, mejora la calidad del ESP e intensifica la relación de nuestro área con nuestros homólogos en Audi y VW”, explica Joan Roig, gerente de Desarrollo de Chasis. “La electrónica va ganando cada vez más importancia en el desarrollo de chasis, y con el HIL hacemos un paso importante para hacer frente a este reto y situarnos en la vanguardia de la electrónica del sector”.

Vía: SEAT