La oportunidad que va a desaprovechar Alfa Romeo

0
Alfa 8C

Cuando Alfa presentó el 8C Competizione en el 2003 todos nos quedamos anonadados, ¿quién iba a pensar que a estas alturas el fabricante italiano iba a presentar un deportivo de tales características? Todos pensábamos que era un prototipo y nada más, pero cuando supimos que iba a producirse, nos quedamos aún más perplejos.

Siguiendo unos pasos parecidos al prototipo del Brera, el 8C tiene prevista una comercialización en variante coupé y descapotable, pero la parte más controvertida es que Alfa únicamente venderá 1000 unidades en total, una cifra que bien seguro mantendrá la exclusividad del 8C, pero… ¿merece la pena?

El nuevo deportivo italiano ha captado las miradas de todo el mundo, podría ser un superventas nada más salir al mercado, pero Alfa no quiere hacerlo. En un principio sólo lo quisieron como prototipo, pero finalmente moverán ficha para recuperar los gastos de desarrollo, nada más.

En caso de que Alfa hiciese una producción más grande -no tiene por qué ser masiva-, además de recuperar los costes ganaría una gran cantidad de dinero que serviría para desarrollar y evolucionar nuevos modelos, mejorar los existentes y mejorar sus servicios post-venta. El 8C sería casi una fuente inagotable de ingresos durante un tiempo que ayudaría al fabricante a salir mucho más lanzado hacia el mercado premium, pero no lo quieren hacer.

Las ventas del 8C servirían también para aumentar las ventas del 159 y el Brera, ya que con ese dinero se puede invertir en reducir el enorme peso de ambos. Por otro lado, es totalmente comprensible que Alfa no quiere hacer del 8C un deportivo vulgar, puesto que representa en cada línea toda la historia y leyenda de sus pasos por competición, y no quieren que acabe en manos de cualquiera.

Datos: Motor Authority