Motor, competición y nuevos lanzamientos

Un vistazo al Mercedes GLC Cabrio

0

El Mercedes GLC Coupé debutó en el ya pasado Salón del Automóvil de Nueva York como modelo de producción y situándose como una alternativa de más “dinamismo” y de aspecto más deportivo y juvenil que el GLC estándar. De por sí un cambio muy importante y notable, con el que Mercedes-Benz expande la línea de sucesión del GLK y dicho sea de paso, mantiene la misma línea que con el GLE. Yendo más allá, la marca de la estrella tiene planes más ambiciosos, tal y como te contamos, con una variante descapotable basada en el GLC Coupé.

Mercedes está asentando las bases necesarias para lanzar un competidor a tiempo del Range Rover Evoque Cabrio. Y es que de una manera u otra, el británico será el modelo de prueba para muchas marcas que busquen posicionar en el mercado un crossover premium descapotable. Arriesgado hasta hace solo unos años, pero ahora con muchas perspectivas de éxito. Al fin y al cabo, el Evoque Cabrio será el primero de una nueva generación y esto supondrá para Land Rover unas ganancias y una mejora en la imagen muy interesante. Mercedes no tardará mucho más en dar luz verde al GLC Cabrio.

Fiel a su imagen y quizás solo 3 puertas

Al igual que ocurre con el Evoque Cabrio, el Mercedes GLC Cabrio será un crossover descapotable de dos puertas y con techo eléctrico de lona. La gama de motorizaciones será idéntica al GLC Coupé y como apunte interesante, las versiones de AMG-Performance en principio no variarán, lo que quiere decir que el modelo tope de gama en el caso del descapotable contará con ocho cilindros y una potencia cercana a los 450 caballos. Actualmente, el AMG más potente en la gama del GLC es el 43 AMG con motor de seis cilindros y 367 caballos de potencia.

Relacionado